Patagonia ha lanzado una de sus mayores campañas de marketing, pero no se trata de vender ropa de senderismo. La compañía está a favor de proteger los últimos ríos salvajes de Europa de la destrucción y la contaminación. La campaña, Save the Blue Heart of Europe, será seguida por un documental lanzado en abril.

Salvemos el corazón azul de Europa de los proyectos hidroeléctricos de los Balcanes

Salvemos el corazón azul de Europa de los proyectos hidroeléctricos de los Balcanes

La finalidad de la campaña ambiental de la marca de ropa sostenible Patagonia es proteger la región de los Balcanes contra la construcción de más de 3000 proyectos hidroeléctricos, así como llamar la atención de la comunidad internacional sobre un posible desastre medioambiental.

En la zona de la península de los Balcanes ubicada entre Eslovenia y Albania, los proyectos hidroeléctricos amenazan con destruir la rica diversidad cultural, histórica y ecológica de la región conocida como el “corazón azul” (Blue Heart) de Europa.

La película de Patagonia,  Blue Heart sigue a los activistas locales que protestan por la contaminación de sus hogares y ríos, y la marca se ha asociado con ONG europeas y locales, lideradas por RiverWatch y Euronatur, para ayudar a oponerse a la inversión extranjera que está alimentando la fiebre de la especulación sobre el agua.

Salvemos el corazón azul de Europa

Salvemos los últimos ríos salvajes de Europa Europa

Salvemos el corazón azul de Europa

Según un informe de Bankwatch publicado hoy, 16 de marzo de 2018, hay más de 700 millones de euros destinados a invertir en los proyectos de construcción de presas, pero más de un tercio de ellos están planificados en áreas protegidas, incluidos 118 proyectos en parques nacionales. Si la oposición falla, las comunidades se verán desplazadas y algunas de las últimas cuencas hidrográficas no marcadas en Europa sufrirán un cambio irreversible.

Los activistas locales que viven junto a estos ríos están luchando para salvar sus hogares, así como los ríos y tierras que los delimitan. Las mujeres del pueblo de Kruščica (Bosnia-Herzegovina) se mostraron alerta e inquebrantables ante esta situación y realizaron una sentada día y noche durante casi un año como forma de protesta pacífica para proteger los ríos de sus comunidades y su única fuente de agua potable, soportando la violencia física de las autoridades. 

“Creo que este lugar salvaje requiere y merece protección”, comentó Yvon Chouinard, fundador de Patagonia. “El hecho de que algunas de las mayores instituciones financieras del mundo hayan adoptado esta tecnología anticuada y abusiva, así como que estén financiando nuevas presas en algunos de los últimos lugares salvajes de Europa, supone un despilfarro económico y una farsa moral. Esta lucha es demasiado importante para ignorarla”.

Patagonia también ha creado un sitio web que presenta la región de Bosnia y Herzegovina, Albania y Macedonia a personas interesadas y analiza por qué las presas hidroeléctricas son tan destructivas para el entorno local. La película, Blue Heart, se lanzará en abril de 2018. 

Puedes firmar la petición y ayudar a proteger los últimos ríos salvajes de Europa aquí .

Es hora que digamos la verdad sobre los proyectos hidroeléctricos de los Balcanes

Es hora que digamos la verdad sobre los proyectos hidroeléctricos de los Balcanes