¿Qué tienen en común los murciélagos, los roedores, las abejas, los reptiles o los marsupiales? Todos ellos, son animales polinizadores, es decir, transfieren polen de plantas con flores. Ya sé, que la imagen que tenemos en nuestra mente sobre los polinizadores se centra en exclusiva en los insectos.

En el Día Mundial de la Educación Ambiental 2024, que se celebra mañana, 26 de enero, vamos a realizar un repaso exhaustivo de las razones primordiales para seguir protegiendo y conservando a todos los animales polinizadores.

Animales polinizadores

Es cierto, de cualquier forma, que los insectos son el grupo más numeroso y el más diverso con diferencia. Así, se estima que los lepidópteros constan de más de 140.000 especies, los coleópteros unas 77.300 y los himenópteros unas 70.000. Pero, quizás, los grupos menos diversos de insectos polinizadores son Diptera y Thysanoptera, por poner varios ejemplos.

Los vertebrados también pueden ser polinizadores eficaces. Por ejemplo, hay más de 1.000 especies de aves registradas como polinizadores.

También se ha documentado que los murciélagos son importantes polinizadores de cultivos y plantas silvestres. En particular, los murciélagos pteropodidos y filostómidos polinizan alrededor de 528 especies de 259 géneros de plantas con flores, incluidos cultivos importantes, como durián, yaca y cactus columnares.

Otros grupos de animales, incluidos reptiles, roedores, lémures y marsupiales, contribuyen a la polinización, pero atraen una atención relativamente baja en comparación con otros polinizadores como las abejas y las mariposas, y no están lo suficientemente estudiados; al igual que sucede con los lagartos bebedores de néctar.

Roedor

Otro de los visitantes florales que pasan más desapercibidos. Fotografía de Alejandro Orozco en Pexels.

El roedor Microryzomys altissimus es habitual verlo entre las flores de la Oreocallis grandiflora, dándose un pequeño banquete.

Diversos polinizadores realizan servicios de polinización vitales, tanto para plantas silvestres, como para cultivos cultivados. Sin embargo, las brechas existentes en la polinización por parte de los grupos de polinizadores menos estudiados, pueden llevar a una subestimación de su papel general en el ecosistema.

Los polinizadores desempeñan un papel fundamental en cualquier ecosistema terrestre que funcione.

Polinizadores agrícolas

Las interacciones entre plantas y polinizadores son mutualismos valorados en la producción de alimentos agrícolas y proporcionan funciones ecosistémicas indispensables que sustentan la biodiversidad global.

Se estima que el 87,5% de las plantas con flores dependen de animales polinizadores para su reproducción. En la agricultura, 87 de los principales cultivos alimentarios mundiales y el 35% de los volúmenes de producción mundial de cultivos dependen de la polinización animal. 

Por ejemplo, la mayoría de los agricultores a gran escala en Europa dependen únicamente de las abejas (Apis) para la polinización de los cultivos. Debido a que pocas investigaciones han examinado las contribuciones de los polinizadores distintos de las abejas a la producción de cultivos.

Hay algunos estudios científicos que han tenido en cuenta el papel de la diversidad de polinizadores en ecosistemas tanto naturales como agrícolas. También hay que tener en cuenta, el valor adicional que tienen los diversos polinizadores para la seguridad ambiental y el bienestar humano.

De hecho, se ha estimado recientemente que sin polinizadores, la mitad de todas las plantas con flores sufrirían una disminución de la fertilidad de más del 80%, mientras que un tercio no produciría ninguna semilla. Muchos estudios han resumido y resaltado la importancia de la polinización biótica en el ecosistema natural. Sin embargo, aún es necesario enfatizar los beneficios adicionales de los polinizadores diversos (especialmente los polinizadores silvestres) que no se pueden lograr aumentando la abundancia de polinizadores manejados.

La diversidad de polinizadores juega un papel importante en la producción de semillas en plantas con flores. Se ha demostrado que las plantas visitadas por una comunidad de polinizadores funcionalmente diversa producen semillas de alta calidad y cantidad.

Sin embargo, no se explora mucho el papel de los diversos visitantes de flores en el reclutamiento de plántulas. Al manipular experimentalmente la diversidad funcional de plantas y polinizadores, encontraron que un aumento en la diversidad funcional de polinizadores aumentaba la riqueza de especies de plantas en una comunidad vegetal.

Diversidad de polinizadores clave para las plantas

La diversidad de polinizadores reduce la limitación del polen en las comunidades de plantas naturales. La limitación del polen puede influir en la función del ecosistema y socavar la distribución y abundancia de especies de plantas.

Por lo tanto, el mantenimiento de la diversidad de polinizadores puede ser urgente en este mundo cambiante porque la pérdida de polinizadores puede conducir a la disminución de las plantas que dependen de ellos.

La baja riqueza de especies de polinizadores dentro de las comunidades de plantas se ha asociado con la limitación del polen. Una explicación para esto es que el nicho de polinización de las plantas en un ecosistema natural puede variar; por lo tanto, la presencia de polinizadores taxonómicamente diversos puede impulsar el éxito general de la polinización.

Mariposa

Las mariposas son uno de los grupos de insectos más abundantes dedicados a la polinización. Fotografía de Ольга Бочкарева en Pexels.

Diversos conjuntos de polinizadores también pueden disuadir la limitación del polen debido a diferencias específicas de los polinizadores en las distancias de búsqueda de alimento y los comportamientos de visita de las flores. Esto está respaldado por estudios científicos, que han demostrado que la riqueza de especies de polinizadores, más que la abundancia de visitantes de flores, disuade la limitación del polen en las comunidades de plantas naturales.

Además, la competencia por los recursos florales entre polinizadores taxonómicamente diversos influye en el comportamiento de los polinizadores y puede aumentar la tasa general de polinización.

Por ejemplo, se ha demostrado que las abejas silvestres mejoran la capacidad de búsqueda de alimento de las abejas melíferas y estimulan la transferencia de polen.

Además, entre polinizadores taxonómicamente diversos, los cambios en el comportamiento de búsqueda de alimento de los polinizadores debido a cambios en las condiciones ambientales pueden promover la polinización en comunidades de plantas naturales.

Por ejemplo, en un ambiente con vientos fuertes, se ha descubierto que las abejas se alimentan en las partes inferiores interiores de los árboles, mientras que las abejas silvestres visitan las flores en la parte superior del dosel. 

Diversidad de polinizadores en la productividad agrícola

Aunque una gran parte de las necesidades nutricionales humanas proviene de unos pocos alimentos básicos obtenidos de cultivos independientes de los polinizadores con una alta producción mundial, los estudios enfatizan que la pérdida de polinizadores conduciría a la desnutrición.

Cada vez hay más evidencia que muestra que la diversidad de polinizadores es esencial en la producción de cultivos, tanto para el cantidad y calidad del rendimiento de los cultivos.

La diversidad de polinizadores puede determinar la calidad del rendimiento agrícola. Experimentos de exclusión de polinizadores en una plantación de café han demostrado que el peso del café aumenta sólo en las secciones donde tanto las hormigas como los insectos voladores proporcionan polinización.

De manera similar, las plantaciones intercaladas de mango (Mangifera indica) atraen una gran riqueza de visitantes florales, lo que aumenta el peso del fruto del mango.

Asimismo, estudios recientes revelaron que la riqueza de especies de polinizadores podría influir en las cualidades fisiológicas y químicas del rendimiento de los frutos. La exclusión de los murciélagos nectarívoros de las flores de pitayas (Stenocereus queretaroensis) redujo el rendimiento en un 35 %, redujo el peso de la fruta en un 46 % y produjo frutos un 13 % menos dulces.

En otro estudio sobre el algodón, un importante cultivo de fibra, solo se encontraron semillas de algodón más pesadas en secciones que fueron polinizadas por diversos polinizadores.

Además, los frutos de níspero (Eriobotrya japonica) obtenidos de polinización abierta (visitados por una gran riqueza de especies) son más pesados, tienen niveles de azúcar más altos y contienen más propiedades antioxidantes que los polinizados únicamente por abejas.

Varios investigadores han sugerido que los polinizadores funcionalmente diversos pueden mejorar el flujo de genes y mejorar la diversidad genética. Los estudios han demostrado que los rendimientos de los cultivos son de mayor calidad cuando se polinizan de forma cruzada que cuando se autopolinizan.

Estos cultivos de polinización cruzada están expuestos a una mayor complementariedad de los polinizadores, lo que disminuye los efectos negativos de varios factores sobre el éxito de la polinización, incluidos los factores ambientales y climáticos, la distancia del forraje de los nidos y los factores temporales (día o noche). 

Los polinizadores como indicadores de contaminación

​Los insectos polinizadores, como las abejas y las mariposas, se han utilizado con éxito para monitorear los cambios ecológicos debido a su alta sensibilidad a la contaminación sintética. Se ha informado que las mariposas ninfálidas (Danaus chrysippus) son un indicador potencial de contaminación por metales pesados Cd y Cu.

También se sabe de la eficacia de las abejas melíferas (Apis) en el seguimiento ecológico, ya que los ambientalistas pueden utilizarlas para rastrear la variación estacional de Cu, Zn, Mn y Fe en paisajes urbanos.

Murcielago

Murciélago diadema de Filipinas o zorro volador filipino (Acerodon jubatus). Fotografía de Matteo Parisi en Pexels.

 

Además, otros polinizadores, como los murciélagos, pueden servir como bioindicadores. Los murciélagos, que sobrevuelan un amplio espacio geográfico en busca de insectos, polen y néctar, están estrechamente vinculados al ecosistema y acumulan compuestos químicos que pueden revelar información ecológica importante.

Los murciélagos también son sensibles a los pesticidas y otras toxinas ambientales, lo que sugiere que la mortalidad de los murciélagos puede servir como señales tempranas de contaminación ambiental y prevalencia de enfermedades.

Polinizadores para controlar plagas

Uno de los principales desafíos de las plantaciones de trigo en todo el mundo son los escarabajos de las hojas de los cereales y los pulgones. Se ha documentado que algunos insectos polinizadores son enemigos naturales de estas plagas. Incluyen sírfidos (Syrphidae), crisopas (Chrysopidae), avispas parásitas (Hymenoptera) y mariquitas (Coccinellidae).

La mayoría de los murciélagos insectívoros (todos polinizadores) solo consumen artrópodos, que representan un número significativo de plagas agrícolas y vectores de enfermedades de los cultivos.

En un paisaje dominado por cultivos de maíz y soja en los Estados Unidos, el murciélago marrón grande y el murciélago rojo, que son importantes polinizadores de cultivos, ingieren el 32,6% y el 28% de los géneros de plagas de cultivos, respectivamente.

Las tecnologías modernas permiten utilizar polinizadores para controlar las enfermedades de los cultivos. Por ejemplo, Bombus terrestris, un polinizador de cultivos ampliamente utilizado, se ha utilizado con éxito para controlar el crecimiento microbiano en fresas en un invernadero.

La conservación de los polinizadores que controlan las plagas y los vectores de enfermedades puede reducir enormemente el uso de pesticidas, mejorando el medio ambiente y la salud humana.