Varios estudios clínicos sugieren que al menos un 40 por ciento de todos los tipos de cáncer se pueden prevenir con un estilo de vida saludable y cuidando la alimentación.

La clave para prevenir el cáncer es consumir muchos alimentos ricos en antioxidantes y fitonutrientes que son anti-inflamatorios naturales. Esto significa, evitar los alimentos envasados ​​y procesados ​​y centrarse únicamente en aquellos que no contienen antibióticos, productos químicos o toxinas. 

Para evitar químicos en los alimentos, la solución está en comprar alimentos orgánicos, que no llevan aditivos para que reducir en gran medida la carga tóxica.

A continuación os mostramos 12 alimentos que debido a sus propiedades son unos buenos aliados para prevenir el cáncer.

12 alimentos que reducen el riesgo de cáncer

1. Vegetales de hojas verdes

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La Espinaca

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La Espinaca

Las verduras de hoja son la piedra angular de cualquier dieta saludable ya que son excepcionalmente ricas en vitaminas, minerales, antioxidantes y enzimas, pero muy bajas en calorías, grasas, sodio y otras toxinas. Los vegetales de hoja verde de todo tipo (espinacascol rizada , ensalada de rúcula , berros, etc.) son ricos en antioxidantes conocidos para combatir el cáncer, como la vitamina C y el betacaroteno (un tipo de vitamina A ).

2. Verduras crucíferas

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: El Brócoli

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: El Brócoli

Los vegetales crucíferos son conocidos por ser poderosos anticancerígenas y algunos de los mejores alimentos con vitamina C son también ricos en glutatión, conocido como el “antioxidante maestro” del cuerpo, ya que tiene altas capacidades de eliminación de radicales libres. 

El repollo o col, la coliflor, el brécol o brócoli, la col china, la lombarda, la rúcula, el nabo, el rábano o el berro son algunas de las más populares.

Por último, añadir que la mejor manera de consumirlas y de obtener todas sus propiedades es en crudo (ensaladas), poco cocidas o en germinados.

3. Bayas

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: Las Bayas

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: Las Bayas

Los valores antioxidantes de los alimentos se expresan en unidades ORAC (Capacidad de Absorción de Radicales de Oxígeno). Este valor es muy alto en casi todas las bayas. Lo que las convierte en los alimentos más ricos en antioxidantes del mundo. 

Los arándanos, frambuesas, cerezas, fresas, bayas de goji, camu camu y las moras son fáciles de encontrar y utilizar en numerosos tipos de recetas, lo cual es una buena noticia, ya que suministran vitamina C, vitamina A y ácido gálico, un poderoso agente antifúngico y antiviral que aumenta el sistema inmunitario.

4. Frutas y verduras de color naranja brillante

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La Naranja

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La Naranja

Los pigmentos de colores brillantes que se encuentran en los alimentos vegetales son una señal segura de que irradian con fitoquímicos, especialmente antioxidantes carotenoides. Esta es exactamente la razón por la que desea “comer el arco iris” y variar los colores de los alimentos en su plato.

Los carotenoides (alfacaroteno, betacaroteno, licopeno, luteína, criptoxantina) son derivados de la vitamina A que se encuentra en muchos cítricosbatatas, calabaza, etc.

Uno de los más investigados es el betacaroteno, un nutriente esencial para el funcionamiento inmune; desintoxicación; salud del hígado; y lucha contra el cáncer de piel, ojos y órganos. Dos nutrientes que le dan a estos alimentos sus característicos tonos oscuros incluyen luteína y zeaxantina, que se ha demostrado que ayudan a prevenir desórdenes relacionados con los ojos y la piel ya que actúan como antioxidantes que filtran longitudes de onda azules dañinas de alta energía, protegiendo células sanas en el proceso.

5. Hierbas y especias frescas

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La Cúrcuma

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La Cúrcuma

La cúrcuma, que contiene el ingrediente activo curcumina, es uno de los ingredientes más potentes en una dieta contra el cáncer porque se ha demostrado que disminuye el tamaño del tumor y combate el cáncer de colon y de mama. Junto con la pimienta negra fácil de usar, la absorción de la cúrcuma se mejora y es más capaz de combatir la inflamación. El té de cúrcuma es una bebida con increíbles beneficios para la salud.

Además, otras hierbas y especias actúan como refuerzos del sistema inmune incluyen jengibre,  ajo negro, tomillo, pimienta de cayena, orégano, albahaca y perejil, que pueden usarse fácilmente en muchas recetas, jugos, aderezos y batidos.

6. Carnes orgánicas

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La Carne Orgánica

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La Carne Orgánica

Las carnes orgánicas como la carne de ternera o el hígado de pollo se recomiendan en muchas dietas para combatir el cáncer, ya que se consideran algunos de los alimentos más ricos en nutrientes del planeta y extremadamente altos en vitamina B12 . El consumo de carnes orgánicas como parte de un enfoque de “nariz a cola” para comer proteínas animales proporciona minerales que ayudan a limpiar el hígado y mejorar la capacidad de eliminar toxinas de la sangre y el tracto digestivo.

La desintoxicación con fuentes ricas en selenio , zinc y vitaminas B ayuda a purificar la sangre; producir la bilis necesaria para digerir las grasas, equilibrando las hormonas de forma natural, y almacenar vitaminas, minerales y hierro esenciales. 

Estos alimentos ricos en minerales pueden ayudar a contrarrestar los efectos del alcohol, los medicamentos recetados, las alteraciones hormonales, los niveles elevados de triglicéridos, el bajo nivel de potasio, la obesidad y las infecciones virales. 

7. Productos lácteos cultivados

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: El Kéfir

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: El Kéfir

Los productos lácteos cultivados son una rica fuente de probióticos de “bacterias buenas”, que son microorganismos que promueven un equilibrio bacteriano natural en la microflora intestinal y ayudan a aumentar la inmunidad. Más del 80 por ciento de su sistema inmune se encuentra en su intestino, por lo que no es de extrañar que los alimentos probióticos y la administración de suplementos puedan detener el crecimiento del tumor y ayudar a las células a renovarse.

Una de las formas más fáciles de consumir probióticos es en su estado más natural, incluyendo productos lácteos crudos como el queso, el kéfir y el yogur. 

8. Frutos secos y semillas

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La semilla de Chía

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La semilla de Chía

Las semillas de chía  y las semillas de lino son dos de las semillas más densas en nutrientes del mundo. Proporcionan fibra, ácidos grasos omega 3 y una variedad de minerales importantes. Las semillas de cáñamo, semillas de sésamo, semillas de calabaza y semillas de girasol también son beneficiosas y están llenas de ácidos grasos saludables, los frutos secos, como las nueces, almendras y pistachos

Los beneficios para la salud para las semillas son mejor germinados y se pueden usar fácilmente en batidos, productos horneados y con yogur. 

9. Aceites sin refinar

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: El Aceite de Oliva Virgen Extra

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: El Aceite de Oliva Virgen Extra

¿Sabía que su cerebro y sistema nervioso controlan la función de todo su cuerpo y que alrededor del 60 por ciento de su sistema nervioso está compuesto de ácidos grasos? 

El problema es que muchas de las grasas y aceites procesados ​​convencionales ampliamente consumidos hoy en día son aceites hidrogenados que son capaces de destruir las membranas de nuestras células, dando lugar a células enfermas y toxicidad.

Los aceites de calidad, incluidos el aceite de linaza, el aceite de oliva virgen extra, el aceite de bacalao y  el aceite de coco . Estos nutren su intestino y promueven una mejor función inmunológica, lo ayudan a alcanzar y mantener un peso saludable, además de aceite de linaza y hígado de bacalao que contiene ácidos grasos omega 3 esenciales que pueden ayudar a energizar sus células. 

El aceite de oliva contiene fitonutrientes que parecen reducir la inflamación en el cuerpo. Puede reducir el riesgo de cáncer de mama y colorrectal.

10. Setas

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La Seta

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: La Seta

Desde un punto de vista medicinal está demostrado los beneficiosos saludables de las setas. Hay aproximadamente unas 40.000 especies de setas y hongos descubiertas que tienen propiedades medicinales.

Aquí os mostramos 5 tipos de hongos, como el Shiitake o Reiship, que pueden mejorar la función inmune, combatir el crecimiento tumoral y ayudar con la regeneración celular. Búscalos en forma de cápsula o tintura, y cocinarlos enteros siempre que sea posible.

11. El Té

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: El Té

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: El Té

Varios estudios clínicos y epidemiológicos han informado que el consumo de té verde puede ayudar a disminuir el riesgo de cáncer. El té verde contiene compuestos polifenólicos principales, incluyendo epigalocatequina-3-galato, que se ha demostrado que inhibe la invasión tumoral y la angiogénesis, que son esenciales para el crecimiento tumoral y la metástasis.

Otro té anticancerígeno es el SENCHA tiene un alto nivel de polifenoles (sustancias con demostrada actividad anticáncer).

Para acompañar a nuestra infusión y aumentar su efecto podemos añadir algunas especies y aromáticas con propiedades anticáncer: canela, anís estrellado, cardamomo, clavo, la piel de una mandarina o limón… Todos estos ingredientes van a aportar sabor y potenciar su efecto antitumoral.

12. Pescado 

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: El Salmón

Alimentos que reducen el riesgo de cáncer: El Salmón

Según un estudio de 2004 realizado por investigadores del Instituto de Farmacología Richerche, el mayor consumo de pescado es otro indicador favorable de la dieta de una mejor función inmune. 

Los peces, especialmente los peces pequeños, como el salmón, la caballa y las sardinas,  son alimentos antiinflamatorios ricos en omega 3  que se correlacionan con una mejor salud cerebral, hormonal y del sistema nervioso.

Los ácidos grasos Omega 3 ejercen efectos antiinflamatorios y, por lo tanto, estudios recientes los han relacionado con la prevención del cáncer y la mejora natural de las terapias antitumorales.