El paso de peatones inteligente reacciona a los automóviles y a los peatones en tiempo real y está alimentado por paneles solares.

En numerosas poblaciones del mundo se han instalado pasos que se iluminan cuando hay peatones esperando a pasar, pero este proyecto va más allá, permitiendo cruzar de una forma segura.

Starling Crossing: El primer paso de peatones inteligente del mundo

La empresa tecnología urbana con sede en Londres, Umbrellium, ha desarrollado el primer paso de peatones inteligente del mundo, llamado Starling Crossing.

El paso de peatones inteligente está basado en la tecnología actual, que antepone la seguridad de las las personas primero, lo que les permite cruzar de forma segura.

Su diseño permite mejorar la conciencia perceptual de las personas sin distraerlas, y resaltar las relaciones de seguridad entre las personas y los automóviles para que puedan tomar sus propias decisiones, en lugar de decirles qué hacer.

Un prototipo a escala real ha sido instalado en el sur de Londres, está hecho de paneles solares con iluminación LED que muestran marcas de cruce, advertencias y otras indicaciones destinadas a alertar tanto a los conductores como a los peatones.

Utilizando un marco de red neuronal, las cámaras rastrean objetos que se mueven a través de la superficie de la carretera, distinguiendo entre peatones, ciclistas y vehículos, calculando sus ubicaciones precisas, trayectorias y velocidades y anticipando a dónde pueden moverse en el momento siguiente.

El sistema también tiene en cuenta la hora del día. Por la noche y durante la madrugada, cuando prácticamente no hay gente en el camino, el paso de peatones puede “desaparecer” por completo. Por otro lado, durante la hora pico, por ejemplo, la imagen del paso de peatones puede expandirse para dar cabida a más peatones.

Starling Crossing: El primer paso de peatones inteligente del mundo

Es especialmente indicado para aquellos peatones distraídos que van mirando constantemente el móvil, o para los niños que cruzan la calle inesperadamente. En esos casos, un patrón de advertencia se ilumina o crea una zona de segura a su alrededor para indicar a los conductores y ciclistas cercanos su trayectoria prevista.