El bello espectáculo de la nieve, es además un poderoso factor que puede ayudarnos a mejorar nuestra salud. La nieve hace aumentar nuestras defensas al exponer nuestro organismo a condiciones climáticas extremas.

Bosque nevado

Dependiendo del tipo de bosque, los árboles pueden resistir más a la nieve.

Beneficios de la nieve y el frío intenso para la salud

En los países nórdicos, y en general en todo el norte de Europa, son tradicionales los baños en el agua helada procedente de la nieve. Se hace un agujero en la nieve y se sumergen en él las personas. Es un acto simbólico, que suele acontecer en la época navideña. En Rusia, Dinamarca, Alemania, Holanda, Finlandia o República Checa, entre otros, son habituales estos baños momentáneos para estimular el sistema inmune.

Pero no hay que pensar que es solo para adultos. Estaríamos equivocados, los primeros que se benefician de las poderosas virtudes de la nieve, son los niños. Desde pequeños se les acostumbra a que cada año deben nadar en las agua gélidas, aunque solo sean unos poco segundos. Para los más mayores hay que ir aguantando unos pocos segundos más. Por supuesto, todo cronometrado.

En Ucrania desde la más tierna infancia se sumerge a los niños en el agua de nieve. Con tan solo 4 años, ya han sido «bautizados». Antes han estado un rato en la sauna, para después probar a nadar en el exterior. Siempre con vigilancia.

Baño en aguas heladas

En Rusia es común sumergirse en las aguas procedentes de la nieve.

De cualquier modo, se insiste en que se den duchas de agua fría en primavera y verano, al aire libre. Por lo que su cuerpo ya comienza a estar preparado para resistir. Los propios médicos aconsejan este ritual para poder pasar el invierno sin ningún tipo de enfermedad.

Los países nórdicos son especialistas en estas cuestiones, y los más pequeños (menores de tres años) salen a divertirse en la nieve cuando el termómetro llega a los -16º centígrados (ellos no se bañan), si la temperatura baja más, deben permanecer en casa.

Tradicionalmente, la medicina natural ha venido usando este remedio milagroso para tratar muchas dolencias. Solo hay que echar un vistazo al trabajo de Vincent Priessnitz en Gräfenberg, o al de Sebastian Kneipp, con sus baños en el agua helada del Danubio. Los métodos curativos de Kneipp, figuran en la UNESCO dentro del Inventario Nacional de Patrimonio Cultural Inmaterial en Alemania.

Río Danubio

En las aguas gélidas de este río, Sebastian Kneipp indicaba a sus pacientes que se bañaran como terapia.

¿Qué tiene el frío intenso o la nieve que hace reaccionar a nuestro organismo aumentando las defensas?

  • Combate de forma efectiva cualquier tipo de infección, virus y bacteria que se intente instalar en nuestro cuerpo.
  • Mejora la calidad del aire que respiramos. Sí, se respira mejor. Si encima nos damos un «baño de bosque» justo en ese tiempo, ya es el summum. Nuestro cuerpo lo notará.
  • Ayuda a mantenernos más jóvenes, aumentando la longevidad. De hecho, muchos de nuestros mayores centenarios han vivido en zonas especialmente frías (fortalece el corazón).
  • Aumenta nuestra energía. Estamos más activos físicamente y mentalmente.
  • Actúa como una analgésico natural. Para muchos problemas de salud que se exteriorizan con dolor, es el mejor remedio.
  • Quemamos más calorías. Por lo que si quieres adelgazar, proponte salir con gélidas temperaturas a realizar ejercicio.
  • Aumenta el tono muscular. Si quieres poseer una piel fantástica, empieza a ducharte (poco a poco, día a día) y a lavarte el rostro con agua fría. O salir a la nieve con poca ropa.
  • Mejora la circulación sanguínea, esa vasoconstricción favorece el retorno venoso. Un símil del drenaje linfático.
  • Desaparecen las alergias, por arte de magia. Las personas más propensas a sufrir alergias de plantas se ven beneficiadas.
  • Se duerme mejor, se segrega más melatonina.
Niña en la nieve

A los niños les conviene jugar y pasear por la nieve.

Propiedades de la nieve para la naturaleza

La naturaleza no se queda atrás, respecto a sus beneficios. La preciosa estampa invernal, que todos podemos observar, tiene un lado muy positivo para la tierra y la vegetación. No tanto para algunos animales, que tienen que sobrevivir al duro invierno.

De ahí la importancia de ayudarles a sobrellevar esta estación aportándoles algo de nutrición. Siempre podemos dejar a los pájaros algunas semillas o granos en el alféizar de la ventana, o comprar bolas de semillas para colocar en sitios estratégicos donde puedan llegar para picotear. Abstenerse los que les lanzan productos azucarados. Es mejor un poco de arroz.

Los gatos también suelen estar a la caza de comida, pero si les podemos ayudar colocándoles platos con comida templada, mucho mejor. O construyéndoles refugios para guarecerse. Si se les deja agua, se le añade una pizca de azúcar para que no se congele, y se les deja en una zona soleada.

Respecto al campo, la nieve es un fenómeno meteorológico, que como todos sabemos por los dichos y refranes españoles, trae buenas cosechas. A pesar de que hay personas, que todavía piensan que no es buena (léase, urbanitas).

Cultivo nevado

La nieve se asienta en los cultivos.

¿Por qué la nieve es buena para el campo?

  • Se trata de una parada vegetativa que favorece el efecto regenerador en la planta. También sucede con los animales que hibernan, con ese ayuno prolongado. El poder curativo le viene dado por la propia naturaleza, con sus ciclos vitales.
  • Además, la nieve se va deshaciendo poco a poco. Un goteo constante y natural, que favorece la penetración en el suelo y que es extremadamente beneficioso para los cultivos. Una hidratación que estimula el crecimiento para la próxima primavera. Aunque no lo veamos, el cambio se está perpetuando de forma interna.
  • La nieve actúa como un insecticida natural, eliminando las plagas, los insectos o los hongos que hayan intentado permanecer en la planta.
  • Gracias a la nieve, se puede asegurar el consumo de agua dulce. Las reservas hidráulicas aumentan para cuando lleguen los meses más calurosos.
  • La humedad favorece la descomposición de las hojas bajo el manto helado. También este espacio es el refugio de muchos animales.
  • El efecto protector de la nieve para la vegetación no es nada nuevo. Solo hay que mirar a como los esquimales, viven en sus iglús.

También tiene una parte negativa: cuando caen grandes nevadas y muchos árboles terminan doblegándose ante ellas. Sus ramas caídas nos hablan del poder de los elementos naturales, frente a los cuáles algunas veces no pueden hacer nada.

Árbol caído por la nieve

Pino derribado por la nieve.