Científicos del Wyss Institute de Hardvard, han creado un generador eléctrico que utiliza unas de las fuentes de energía inagotable de la naturaleza, las bacterias.

generador-bacteriano

Hay muchos tipos diferentes de energías renovables, entre ellas podemos contar con la eólica, geotérmica, hidroeléctrica, mareomotriz, solar, undimotriz, o la azul. Pero ¿las bacterias?

Científicos del Wyss Institute de Hardvard, han generado energía eléctrica gracias a la fuerza de torsión de una especie de bacterias que reaccionan con los cambio de humedad del ambiente, y como si de un músculo se tratara, pueden mover turbinas.

El responsable del proyecto, el Dr. Ozgur Sahin, ha creado una tira con estas minúsculas partículas,y se ha quedado estupefacto de su potencial. Las bacterias pueden generar 1.000 veces más fuerza que el de un humano. Las responsables de esta proeza son las Bacillus subtilis, una espora latente que reacciona al vapor de agua encogiéndose, y volviendo a su estado original, estirado, cuando se seca.

Bacillus subtilis

En las pruebas de laboratorio Sahin recubrió una tela de silicona flexible con este tipo de bacterias, y descubrió que cuando la humedad se incrementa desde en un día soleado y seco a uno húmedo, con el mismo peso de esporas, se puede generar 1.000 veces más fuerza que la de un músculo humano. Dicho de otra manera, si mojáramos medio kilo de esporas secas, podríamos generar la fuerza equivalente para levantar un coche 3,2 metros del suelo.

En resultado del estudio con las esporas Bacillus subtilis se publicó en 2012 en el Journal of the Royal Society Interface. Sahin y otros investigadores crearon un generador eléctrico a escala reducida con piezas de LEGO, para demostrar el potencial del experimento de producir energía..

“Si los cambios de humedad pueden aprovecharse para generar electricidad durante el día y la noche usando una versión reducida de este nuevo generador, se podría proporcionar al mundo una nueva fuente de energía renovable que necesitan desesperadamente”, dijo el Dr. Ingber, director del Wyss Institute.

Fuente: GizMag