Con el año nuevo surgen ideas nuevas, y una de las más novedosas, y puede que más acertadas, sea la de un nuevo tipo de transporte público: Las góndolas aéreas.

Esta idea se le ocurrió a Michael McDaniel, un diseñador de Frog Design, que le propuso The Wire, una solución al transporte masivo dado en Austin, Texas. The Wire responde a la pregunta: “¿Por qué los telesillas o el tránsito por cable con alimentación no han sido considerados aún como una solución viable para el transporte público en Austin?”

Las ventajas que este nuevo de transporte serían: Su coste de construcción y mantenimiento sería más barato (el metro cuesta unos 400 millones de $ por milla, y la góndola serían unos 3 millones de $ por milla), además de ser utilizados en firme, es decir, sobre áreas congestionadas; Por otro lado, el sistema de la góndola es relativamente fácil de instalar y ampliar, y podría transportar a 10.000 personas por hora (lo que reemplazaría 100 viajes de autobús o 2.000 paseos en coche). Sin embargo, el sistema también tiene una serie de desventajas, como son los problemas con el viento, y el obstáculo de tratar de introducir un nuevo concepto de movilidad.

¿Sería posible trasladar esta idea a las grandes ciudades? Madrid, Londres, Tokio, Amsterdam o París… Por el momento, McDaniel y su equipo tratan de probar que esta idea de “castillos en el aire” es posible, así que sólo queda esperar a que el proyecto tenga luz verde y pueda aplicarse a ciertos tipos de ciudades.

Fuentes: Good, PSFK.