A continuación os mostramos algunos consejos para ayudar a las familias a tener una Navidad ecológica. 

Las vacaciones navideñas son un momento para dar, comer y pasar tiempo con sus seres queridos. 

Desafortunadamente, también pueden involucrar más desperdicio y exceso que otras épocas del año. Pero eso no significa que no puedas hacerlas más sostenibles. Aquí os proponemos una serie de alternativas.

Árboles de Navidad

¿Qué es la Navidad sin un árbol que alumbre nuestros hogares?. Hay que evitar la compra de árboles de navidad artificiales que consumen mucha energía y materiales derivados del petróleo durante su fabricación. Hoy en día se venden árboles preparados para la temporada de Navidad, que se cultivan en plantaciones forestales; así los bosques no se ven perjudicados por la tala indiscriminada de abetos.

Cuando se termine la temporada navideña, devuelve los árboles a su hábitat, puede marcar una gran diferencia en la reducción de los residuos de vacaciones. Además estarás contribuyendo a conservar la naturaleza. Existen numerosas organizaciones que recogen los árboles para repoblar bosques.

Para ayudarte en tu elección te mostramos lo Pros y Contras de cada uno de ellos.

Si no te convence ninguna de las dos opciones, pasaté a los árboles de navidad ecoalternativos.  No hay nada más atractivo que un árbol de Navidad realizado por nosotros mismos.

¿Por qué no utilizas esas conchas que te trajiste de la playa o esos frutos del bosque secos, o esa cuerda del tendedero rota que la guardaste para una urgencia? 

Casi con cualquier objeto podemos fabricar un árbol digno de estar expuesto en los escaparates de las tiendas o en las galerías de arte, porque al fin y al cabo es una magnífica forma de crear un objeto artístico. Y lo mejor para tu bolsillo, es que vas ahorrar mucho dinero.

Ríndete ante los encantos de los materiales naturales y los acabados a mano, proporcionan un aire reconfortante, cálido y fresco, que por supuesto, no lo otorgan los tradicionales árboles artificiales; eso sin mencionar todo lo que conlleva respecto a sus virtudes medioambientales. Aquí tienes unos ejemplos de árboles ecoalternativos.

El belén

El belén es uno de los grandes protagonistas de la Navidad. Si te encanta tener uno expuesto en casa pero no te acaban de convencer las figuras realizadas con plástico que suelen vender en la mayoría de los comercios, te propongo un plan para que puedas tener un belén precioso y original en las fechas señaladas del calendario navideño.

Decoración con hojas secas

Quien piense que la decoración navideña es cara, está equivocado. Hay muchas alternativas muy asequibles.

¿Qué mejor decoración que la que hacemos nosotros mismos.? Aprovechando la época de otoño donde los árboles se desprende de sus hojas, la naturaleza nos brinda una oportunidad para que dejemos de lado el consumismo de estas fechas. Una actitud sostenible para los tiempos consumistas.

Decoración con vidrio

Siempre que tengas ocasión guarda en alguna parte de tu cocina esos recipientes de vidrio que en su día contuvieron algo en su interior. El resultado es impactante como puedes apreciar en la imagen.

Las botellas y tarros de vidrio quedan impactantes colocados alrededor de la mesa o en algún aparador u mobiliario, y traen el más genuino sabor navideño. Los puedes rellenar con elementos de la naturaleza como ramas,hojas secas, frutos del bosque…, o con figuritas del belén. Luego se cubre con agua con sal o bicarbotato. 

Otra opción es rellenarlos con chuches o dulces o velas…

Más ideas de decoración navideña ecofriendly

Aquí tenéis más ideas fáciles para decorar vuestro hogar en Navidad de una manera muy original, y con bajo presupuesto. La mayoría de los materiales son fáciles de encontrar o podéis reutilizarlos de prendas que ya no uséis en casa, y dan mucho juego. Sirven para hacer los ejemplos que os muestro y alguno más que se os ocurra.

Regalos navideños

Lo importante es implicarte en consumir menos, “menos es más“, y comprar productos locales o elegir artículos hechos con materiales reciclados.

Busca regalos y juguetes de artesanía local, que no tengan plástico.

Es importante saber su procedencia para ver si en el proceso de fabricación ha perjudicado al medio ambiente o a algún ser humano.

Además es importante favorecer a las empresas de cercanía. Tener en cuenta que siempre va a ser más sostenible comprar aquello que hayan sido producido lo más localmente posible.

¡Recicla los regalos indeseados! Los típicos presentes horteras de tu suegra, ¡no los tires a la basura!, reutilízalos para el “amigo invisible” o llévalos a alguna organización benéfica.

Otra forma de reducir el desperdicio es alejarse de los obsequios basados ​​en objetos . Puedes donar a obras de caridad o plantar árboles.  

Un idea de regalo de navidad original es hacerla tu mismo con materiales reciclados obtenidos de casa. Te sirve absolutamente todo desde un pequeños trozo de tela, cintas, o otros materiales que sean suaves y se puedan coser, como esta muñeca de trapo.

Papel de regalo

En la temporada de vacaciones navideñas es importante hacer mayor hincapié en el uso de materiales reciclables debido a la gran cantidad de basura que generamos.

Trate de usar papel de periódico o revistas, en vez de papel de regalo. Aún mejor, cuando te den un regalo, desenvuélvelo con cuidado y aprovecha el papel de envolver para otras ocasiones.

Una vez que haya llegado a su fin de vida útil, no te olvides de llevar los papeles al contenedor azul, para su posterior reciclado.

No te olvides de la comida 

Las vacaciones son un momento para grandes reuniones y comidas copiosas, por lo que es importante tener en cuenta el desperdicio de alimentos también. Trata de no comprar más de lo que pueda comer y hacer uso de las sobras.

Para la elaboración del menú navideño no te olvides de la cocina tradicional. Cuida la alimentación evitando la comida basura o precocinada, que implica más envasado y consumo de energía.

Hay muchos beneficios ambientales para la compra de productos autóctonos, a ser posible de Km 0, y en las recetas de cocina donde el ingrediente fundamental sean las verduras y las frutas

Lo mejor es recurrir a los huertos ecológicos que estén cerca de nuestro lugar de residencia, para poder elegir con cabeza y con conciencia nuestros menús festivos.

Hay alimentos que si deberías tener en cuenta a la hora de elegir el menú de Navidad. Para ayudarte puedes consultar los diez alimentos que deberíamos consumir ecológicos.

Y a la hora de recoger, si donde vives puedes utilizar las sobras de las comidas como abono, el compostaje es una de las mejores opciones.