La Navidad está ya aquí. Comienza la temporada de celebraciones con amigos y familia. Nada mejor que cuidar nuestra salud en estos momentos con menús sanos sin toxinas. Las toxinas se encuentran fundamentalmente en la carne procesada que se vende de forma industrial. También es importante usar la temperatura adecuada en la elaboración culinaria, y olvidarse de recalentar determinados alimentos.

Cocina de Navidad

Preparar menús saludables es imprescindible en la cocina de Navidad.

Tendremos por lo tanto, cuidado en elegir los ingredientes de esas comidas que vamos a consumir, para que no repercutan en nuestro organismo negativamente. La elección de los diferentes menús debe ser equilibrada teniendo en cuenta los diferentes grupos de alimentos.

Un ejemplo de carne procesada son los preparados de carne y pescado que ya vienen para cocinar. Nuestro compromiso será el adquirir productos naturales y si es posible de kilómetro cero para ayudar a la economía local. Es mucho mejor para nuestra salud adquirir esa carne o pescado en el comercio especializado, y elaborar nuestra propia receta con los aderezos suficientes para que tenga un gusto exquisito.

Cocina de Navidad

Usar los productos de temporada y de kilómetro cero, además de equilibrar los tipos de alimentos es una apuesta segura.

Todos nuestros menús deberán de ir acompañados de la suficiente cantidad de hidratos de carbono, verdura y fruta para que sean completos. En Navidad se peca de comer demasiada grasa, y dejar de lado los vegetales. Para ello, elaboraremos todos y cada uno de nuestros platos con algún tipo de verdura.

Las mejores verduras son las de temporada, al igual que la fruta, hay que aprovechar su excelente punto de maduración para sacar el máximo sabor y disfrute para el paladar. Las acelgas o las espinacas, además de las coles, el puerro o la escarola están en su plenitud. Sería fantástico poder combinarlas con algún asado tan típico de estas fechas.

Cocina de Navidad

Infografía de las frutas y verduras de invierno.

Respecto a la compra de esos productos, aconsejo decantarse por los supermercados ecológicos tanto físicos como online, para adquirir los mejores manjares. Hay tiendas que se dedican en exclusiva a este tipo de alimentos para las celebraciones. Eso sí, se deben pedir con cierta antelación.

Respecto a los postres, además de los consabidos dulces tradicionales navideños que es imprescindible que sean artesanales, de comercio justo o ecológicos; puedes optar por preparar algún postre con los riquísimos cítricos de nuestro país que ahora tienen mayor zumo y dulzor, y le van de maravilla a las comidas típicas navideñas.

Cocina de Navidad

Los espárragos son recomendables para depurar el organismo en Navidad.

Y aún así, seguramente comerás demás, por eso es bueno recurrir a las hierbas o plantas específicas para desintoxicar el organismo: la alcachofa y el cardo mariano son los reyes, pero también puede echar mano del romero, el limón, la cola de caballo, la bardana menor, la cúrcuma,  los espárragos, la ortiga, el aloe vera, el cilantro, la remolacha, los berros o las propias coles.

Si necesitas una desintoxicación alternativa, muy eficaz y directa, recurre al carbón activado, suelen ser realmente asombrosos los efectos tan depurativos y limpiadores que proporcionan al cuerpo. Es preferible tenerlo siempre a mano por si las plantas no acaban de hacer el efecto deseado.