El ácido hialurónico órgánico es uno de los nuevos ingredientes estrella de la cosmética ecológica o bio. Al no ser de procedencia química el organismo lo absorbe mejor y resulta mucho más eficaz. Se trata de uno de los elementos más poderosos que existe en la naturaleza para luchar contra las arrugas.

El secreto de las fórmulas cosméticas

Las numerosas características de esta sustancia, la hacen ser uno de los componentes más buscados en las fórmulas cosméticas de última generación: restaura y regenera la piel con efecto buena cara, le aporta una mayor elasticidad e hidratación (retiene el agua, evitando la sequedad) y el tejido se encuentra más definido y firme.

La piel queda tersa y resplandeciente desde el primer momento de utilizar el ácido hialurónico concentrado.

Todos los seres humanos tenemos ácido hialurónico en nuestro cuerpo, pero con la edad y las agresiones exteriores se va perdiendo. Se encuentra en el tejido conjuntivo y en el cartílago, entre otros lugares, por lo que de él depende la salud de nuestras articulaciones.

Ácido hialurónico orgánico, eficaz por naturaleza

Se puede tomar de forma interna para determinadas dolencias o para mejorar el estado de la piel, pero también resulta muy eficaz si se aplica de forma externa diariamente. El ácido hialurónico multimolecular concentrado orgánico de la marca alemana Satin Naturel, es uno de los más concentrados del mercado.

Imagen del Ácido hialurónico orgánico concentrado de Satin Naturel.

Es ideal para todo tipo de pieles que quieran mejorar su aspecto, pero va indicado para cualquier persona que quiera prevenir y tratar arrugas, en el presente y en el futuro; además de flacidez, tono opaco o deshidratación, entre otros problemas.

Lo ideal es empezar a usar un concentrado a partir de los 30 o 35 años, dependiendo de la persona, debajo de la crema habitual por la mañana y/o por la noche. El envase en el que viene presentado de 100 ml, facilita su aplicación en la dosis correcta, con un packaging de lujo, elegante y misterioso, su eficacia es asombrosa. En tres días la piel se ve más rellena y rebosante de vitalidad: el ácido hialurónico orgánico parece que hace milagros.

El aceite de pétalos de rosa es muy eficaz para calmar y alisar la piel.

Cosmética natural vegana y ecológica

Se refuerza su actividad con aloe vera orgánico, alga espirulina y aceite de pétalos de rosa. El alga espirulina es uno de los ingredientes que más se está incorporando a las composiciones cosméticas, porque posee propiedades antioxidantes, reduciendo la inflamación y aumentando la actividad estimuladora de los fibroblastos. Además, renueva los tejidos y permite una mayor circulación sanguínea por las capas exteriores de la piel.

Con una fórmula vegana, no testada en animales, su perfecta conservación se mantiene gracias a su envase en vidrio violeta, que garantiza la eficacia de las materias primas, previniendo el deterioro de nutrientes y vitaminas. Una cosmética natural y orgánica que proviene de la agricultura sostenible y ecológica, sin parabenos, sulfatos, aceites minerales, microplásticos, ingeniería genética o fragancias y colorantes sintéticos. ¡ Sin pesticidas, ni ingredientes químicos nocivos!

No contiene agua, es sustituido por el eficaz aloe vera bio para suavizar, restaurar e hidratar la piel, entre otros efectos.