10 maneras de ahorrar dinero en alimentos orgánicos

Cualquiera que haya visitado una tienda de alimentos orgánicos sabe que a menudo cuestan un poco más que los alimentos convencionales. Sin embargo, hay un razonamiento sólido detrás de la mayoría de los precios, y en la mayoría de los casos vale la pena el coste extra.

Si estás apenado por poder no poder disfrutar de la alimentación ecológica por motivos económicos, no tires la toalla, echa un vistazo a los siguientes consejos que te ayudarán a ahorrar dinero en la compra de alimentos orgánicos.

1- Conoce los beneficios de los alimentos orgánicos

Estamos muy acostumbrados a comprar barato, para ajustar los costes, los agricultores y ganaderos producen más en menos tiempo mediante técnicas de agricultura intensiva, por eso los alimentos orgánicos saludables parecen más caros de lo que realmente son.  Está claro que es más cómodo comprar manzanas en cualquier frutería que unas manzanas orgánicas, pero si apostamos por lo orgánico, a la larga su salud te lo agradecerá.

Los alimentos orgánicos tienen muchos beneficios, están libres de pesticidas, antibióticos y hormonas, ya que los animales y vegetales provienen de una granja ecológica han sido criados y alimentados de forma totalmente natural si tanto químico. Si quieres saber más sobre los beneficios de los alimentos orgánicos, echarle un ojo al siguiente artículo.

2. No caiga en la trampa de falsos orgánicos

La popularidad de los alimentos orgánicos ha dado pie ala picaresca fraudulenta, están proliferando como setas productos alimenticios que, bajo certificados falsos eco, se venden productos que ni son ecológicos ni sostenibles. Esta situación ha aumentado los casos de fraude alimentario considerablemente.

Hay una gran diferencia entre los productos orgánicos reales y productos orgánicos falsos. Productos orgánicos reales están certificados con unas normas de control de calidad muchísimo más exigentes que justifican el coste más alto. Los orgánicos falsos no pasan essos filtros, y sólo utilizan la terminología orgánica como un gancho de atraer a la consumidor, e incrementar su valor.

Debido a que los alimentos orgánicos cuentan con seguimientos de auditorías y los certificados de trazabilidad, los incidentes de fraude son relativamente bajos en comparación con los productos alimenticios convencionales.

La manera más favorable para no caer en la trampa y comprar falsos orgánicos es leer bien las etiquetas, y buscar el sello ecológico y el país de origen.

3. No compre lo que no necesite

Tienda de alimentos orgánicos

Evita la improvisación elaborando un menú semanal. Planificar el menú semanal, además de ahorrar y comprar de forma responsable, contribuye también a seguir una alimentación más saludable. Mira en el frigorífico y la despensa antes de comprar y piensa los ingredientes necesarios para configurar tu menú.

Desconfía de los chollos o las ofertas: No te dejes tentar por las ofertas, sino a casa con más artículos de los necesarios. Tenga en cuenta que tirar comida es tirar dinero. No hagas la compra con hambre: está demostrado que hacer la compra con hambre, aumenta el número de artículos en el carro de la compra, la mayoría de ellos sin ser que los necesites. Estos trucos evitaras el desperdiciar alimento y funcionan sin importar lo que vayas a comprar, incluyendo alimentos orgánicos.

4. Organízate

Es fácil gastar más cuando eres desorganizado. Por ejemplo, comprar pasta cuando no hemos mirado en la despensa que ya tenemos un paquete. Estos descuidos provocan que se desperdicie mucha comida. Para ello la organización y el etiquetado de las sobras es fundamental. Si no eres organizado, es hora de organizarse, siguiendo estos sencillos consejos:

  • Limpie su despensa y la nevera al menos una vez cada dos semanas.
  • Siempre etiquetar las sobras.
  • Escribe listas de alimentos en la cocina para que pueda comprobar el stock.
  • Utilice recipientes de vidrios para las sobras.
  • Organice su despensa de una manera lógica. Productos hornear juntos, productos enlatados juntos y así sucesivamente.

5. Mirar siempre por el sello orgánico

Mirar siempre por el sello orgánico

Es importante que los consumidores conozcamos lo que comemos y seamos responsables de escoger las opciones más adecuadas de acuerdo con nuestros propios estilos de vida.

Recuerda siempre buscar el sello orgánico o ecológico, y evitar de este modo los alimentos orgánicos falsos. Sin embargo, también es cierto que hay algunas granjas “ecológicas” que son muy pequeñas y no se pueden permitir el coste de la certificación. Esto sería una excepción a la regla, en estos casos habría que hablar con el productor y conocer de primera mano sus métodos de cultivo.

6.  Piensa en los beneficios a largo plazo

beneficios a la alimentación orgánica

Comer productos orgánicos no te va a hacer más guapo ni más alto. Hay que entender que gastarse un poco más dinero en la compra de este tipo de productos es una inversión a largo plazo. Una manera de ahorrar dinero en alimentos orgánicos es la ajustar el presupuesto, recortando de otras facturas de casa. Hay muchas manearas de ahorrar dinero, como reducir el gasto de teléfono, evitar las suscripción a canales de televisión de pago que luego no utilizas, etc. Evitar en lo posible comprar agua embotellada, que es muy cara.

Cocinar en casa es más a menudo una solución de las mejores soluciones, de este modo podemos llevarnos al trabajo la comida preparada, bastante más saludable y económico que los restaurantes.

7. Únete a una cooperativa de alimentos local

Al unirse a una cooperativa de alimentos local, te ofrece la posibilidad de acceder a descuentos especiales, con el considerable ahorro de dinero. En general, una cooperativa de alimentos se crean para apoyar a los agricultores locales y otras empresas de la región. Aunque no es necesario ser socio para comprar en una cooperativa, los descuentos suelen ser mayores si eres miembro.

Puedes encontrar cooperativas de alimentos anunciadas en revistas locales o en el ayuntamiento de tu localidad.

8. Apueste por los alimentos de temporada

Apueste por los alimentos de temporada

Un producto de temporada es mucho más barato, para saber que productos son de temporada, encuentre una buena guía de alimentos de temporada, o consulte en tu tienda de alimentos orgánicos de confianza.

Los alimentos de temporada, sean orgánicos o no, se cultivan cuando las condiciones climáticas son las adecuadas, la planta no se ve tan forzada a la producción siendo recogidos en su momento de maduración según su calendario natural. Para los grandes chefs y expertos en gastronomía, las frutas y verduras de temporada son excelentes para producir platos de calidad ya que sus cualidades organolépticas son mejores: olor, sabor, textura…

9. Compra alimentos orgánicos a granel

Comprar productos a granel nos puede permitir hacer compras del tamaño que queramos según nuestras necesidades. Podemos hacer compras grandes una vez al mes, o al año, guardando sólo sacos o cajas grandes en la despensa de productos no perecederos. Pero además nos permite comprar cantidades pequeñas para hogares con pocas personas, muy favorable para evitar el desperdicio de alimentos y evitar generar más residuos.

10. Aprende a cocinar

Aprende a cocinar

No es necesario se un “Master Chef” para hacer una comida casera decente. Si no eres muy bueno, siempre hay tiempo para mejorar, en plan autodidacta o aprendiendo en una academia de cocina. La comida casera es casi siempre menos costosa que la comida enlatada o pre-cocinada. Con un poco de práctica puedes improvisar salsas orgánicas, sopas, pizzas, pan y otras comidas sobre la marcha, que te ayudará a ahorrar mucho dinero.