La fiesta de Halloween que se celebra el 31 de octubre por la noche, puede ser realmente sobrecogedora si realizas unos pequeños cambios en tu hogar. No necesitas grandes inversiones, ni que te “rompas” la cabeza adornando todas las habitaciones. Parece mentira, pero lo más sencillo, suele ser lo que da mejor resultado. Solo hay que ver estos ejemplos en los que se han usado objetos corrientes, y sobre todo, se ha tenido en cuenta que pudieran ser reutilizados o que provengan de materiales biodegradables como el papel o el cartón.

4 terroríficas ideas sostenibles para Halloween

Murciélagos por doquier

Los murciélagos son unos de los habitantes de la noche de los que tenemos muchas leyendas espeluznantes, entre ellas la del conde Drácula, el vampiro por antonomasia creado por el escritor Bram Stoker ( un libro esencial si te gusta el terror). Aunque algunos los rehuyan, la verdad es que son muy beneficiosos para la propia naturaleza y para nuestra vida, gracias a la alimentación insectívora (fundamentalmente) de algunas especies.

 

                                                                                                                                                    Imagen de Marvelous Mommy

¿Qué te parecería tener una colonia de murciélagos en casa? Sí, ya sabemos que muchas veces alguno (de los reales) se cuela en las casas por casualidad, y puede ser que no os deis cuenta hasta pasados unos días; pero en este caso te propongo escenificar cuando salen a volar de sus cuevas. ¿No es ciertamente increíble? Necesitarás cartón, cutter o tijeras y celo o adhesivo. ¡Más fácil imposible!

Tendrás que sacar un patrón o modelo de murciélago que no sea muy complicado y adquirir cartulina negra. Deberás tener un poco de paciencia, según el número de “habitantes” que quieras tener por las paredes o el techo. Eso sí, te aseguro que lo más pequeños se quedarán con la boca abierta cuando los vean colocados. También te pueden ayudar a recortarlos.

Fantasmas en la lámpara

Los fantasmas son otros seres que dan mucho juego en la fiesta de Halloween, así que no deberán faltar en tu casa. Puedes hacer unos fácilmente, con algunos objetos que puedas tener por tu hogar: unas botellas de plástico o similar, gasas, cola de carpintero, hilo o cinta para colgarlos, y si tienes unas pelotas pequeñas de ping pong, serían perfectas (sino siempre puedes hacerlas con otro material).

Tendrás que colocar las pelotas encima de la boca de la botella fijándolas si quieres con cinta de pintor, después tendrás que mezclar a partes iguales agua y cola de carpintero para aplicar a las gasas que previamente habrás colocado encima de las pelotas y de las botellas. Intenta darles movimiento dentro de lo posible, cuando se queden secas al día siguiente tendrán más efecto de evanescencia.

Puedes colocar dos ojitos negros pegados con cualquier material que se te ocurra, con cartón son perfectos. Ahora queda colgarlos de un hilo que puedes sujetar en la parte de atrás o en el medio de la pelota pasándolo entre los agujeros de la gasa, y si ves que no se puede, hacerlo tú.

                                                  Imagen de Crafts Unleashed                                                

La Catrina o Calavera Garbancera

No estaría nada mal acentuar la festividad con una lámpara de mesa formada por luces de Navidad (como las del árbol) de LEDs, si tienes de colores mejor, sino tampoco pasa nada. Necesitarás un envase que sea opaco pero transparente, sirven los de leche o de otro material que no sea tóxico o corrosivo. Tendrás únicamente que cortarlo a la altura que desees para que quede un pequeño cuadrado como el de la imagen. ¡Usa el reciclaje para todas las fiestas, siempre saldrás ganando, aunque solo sea para no ensuciar más el medio ambiente

Podrás dibujar con un rotulador permanente la imagen de la Catrina mexicana, tomada de algún dibujo que puedas buscar vía Internet. También pintarla de colores, si en tu caso no tienes las luces coloridas. ¡Queda estupenda!, y dará un toque original a cualquier rincón.

       Imagen de  pinkstripeysocks

Vasos aterradores

Puedes decorar la mesa con estos vasos, o incluso guardar dentro de ellos alguna sorpresa para la familia. Puede servir cualquiera que tengas por casa de plástico o cartón, sobre todo si eres de las que guardas todo para otra ocasión. Tendrás que usar pintura como témpera para asegurar de darles a los rostros un carácter horroroso. Te puedes inspirar en figuras míticas como Frankestein y demás personajes literarios, ¡tendrás dónde elegir!

Imagen de Crafts by Amanda

Si son para los chavales, necesitan ser diferentes. Así tendrás a toda la pandilla terrorífica junta para que empiece la diversión. Puedes rellenarlos con papeles de colores o papel cebolla, decorados con manchitas de témpera. Si te apetece complicar el diseño más, añade un asa con cinta que deberás sujetar con dos agujeros a los lados, o pegar (mejor, lo primero).