El otoño es la estación de la renovación en la naturaleza. Se va lo que ya no se necesita, para dar paso a una nueva energía revitalizante. Gracias a este desprendimiento que tiene su porqué, nosotros podemos aprovechar y renovar nuestros hogares con esos artículos gratuitos que nos brinda el bosque.

Las hojas secas son un material excelente para confeccionar multitud de obras, al igual que las ramas secas de los árboles. Unas actividades manuales, que podemos realizar en compañía de niños o para nuestro propio placer, porque los resultados son siempre espectaculares y atractivos para cualquier edad.

No hay nada mejor y más interesante que hacer en estas tardes cuando el sol ha caído y la luz otoñal ha desaparecido. Después de haber recopilado toda clase de elementos naturales genuinos, solamente nos queda averiguar cómo realizar una buena composición sin desperdiciar el producto que la madre Tierra nos ha puesto en nuestras manos.

¡Qué vuele la imaginación, que tanto la hemos dejado encerrada sin utilizarla!

1. Cortina de hojas

Si necesitas dar a tu ventana otro aire, es fantástico añadir una cortina de hojas que se pueden pegar con una pistola de silicona en un hilo de pesca invisible, dando una sensación de estar suspendidas en el aire. ¡Cómo si el viento del otoño las hubiera dejado por un instante así!

Cortina de hojas

2. Calcar hojas secas

Calcar una hoja otoñal no es complicado. Solo necesitas una hoja en buen estado y colocar un papel encima. Después, debes elegir unos lápices con los que pintarás por encima de ella, para que se traspase su forma, sus nervios y sus irregularidades al papel. ¡Te sorprenderá el resultado!

3. Centro de mesa con piñas

Si te encantan los detalles, no dudes en decorar tus estancias con bonitos centros compuestos con piñas y otros frutos del bosque, como castañas. Además de traer una porción de la naturaleza a domicilio, darán un encanto otoñal.

Centro de mesa otoñal

4. Portavelas con ramitas de árbol

Solo necesitas unos frascos de vidrio alargados en los que colocarás las ramitas pegadas alrededor. ¡Fíjate en el detalle de que cada una tiene un largo diferente! Finalmente, átalos todos con una cuerda alrededor. Quedarán ideales para dar una nota de calor a tu hogar en cualquier rincón.

Portavelas con ramitas

 

5. Retratos con hojas secas

Si tienes madera de artista, este trabajo es para ti. Piensa en un rostro que quieras plasmar en una hoja, y como puedes darle vida con unas hojas, ya sean situadas como boca o como cabello. Experimenta con múltiples facetas. Todo es cuestión de ir probando…

Retratos con hojas secas

Imagen de katieshome.

6. Portavelas con hojas secas

Las hojas secas de algunos árboles tienen una gran cantidad de tonalidades, que fluyen desde los tonos cobrizos a los dorados. Úsalas para decorar un portavelas creado a partir de un frasco de vidrio en el que irás pegándolas con la técnica del mod podge. Si el frasco es ancho puedes adherirlas por dentro, si es más estrecho por fuera. Hay que prever cualquier problema, que pudiera ocasionar el fuego.

Portavelas con hojas secas