Las ciudades ocupan el 3% de la superficie terrestre, consumen entre el 60-80% de la energía del planeta y producen 75% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Cientos de millones de personas que viven en áreas urbanas por todo el mundo ya se están viendo afectadas por el aumento del nivel del mar, aumento de las precipitaciones, inundaciones, tormentas y huracanes cada vez más devastadores y frecuentes y períodos de calor y frío intensos.

Las ciudades son una pieza clave de este siglo. Se calcula que para 2030 el 60% de la población mundial vivirá en ciudades.

El cambio climático afecta a las ciudades en distintos aspectos, como son el desarrollo económico, las infraestructuras, etc. Los efectos dependerán del lugar, características y capacidad de adaptación de las ciudades. 

Desarrollo económico   

El cambio climático tendrá muchos efectos en el desarrollo económico. Se producirán efectos negativos en la industria debido al deterioro de los edificios, infraestructuras y otros bienes inmuebles.

Tambien afectará a la industria también en cuanto a las infraestructuras de las ciudades y redes de transporte que pueden producir retrasos e incremento de costes.

El turismo también se verá afectado en algunos países debido a la variación de las temperaturas, interrupciones en los transportes y aumento del nivel del mar en zonas costeras, por ejemplo en países insulares. Además, el cambio climático afectará a los medios de subsistencia de los habitantes de áreas urbanas en cuanto a las relaciones sociales o los recursos naturales.

Algunos posibles efectos del cambio climático en las ciudades

Algunos posibles efectos del cambio climático en las ciudades: citiesalliance.org

 

Alimentación

El cambio climático dará lugar a una disminución de la producción de alimentos en algunos países debido a los cambios en las pautas de las precipitaciones y la temperatura.

Algunas áreas ya no serán aptas para la agricultura y en otras será necesario regar para poder cultivar. Los recursos del agua se verán afectados por factores como el incremento en la demanda y disminución de la recarga de los acuíferos. 

La urbanización y el aumento de la población ejercerán mayor presión en la producción de alimentos y los recursos del agua. Se necesitará más suelo para el crecimiento urbano a la vez que es probable que aumente la demanda de alimentos y agua en áreas urbanas en expansión.   

Salud

El cambio climático puede afectar a la salud humana de manera negativa porque puede modificar la transmisión de enfermedades como la malaria, el cólera y la meningitis, es decir, estas enfermedades afectarán a más personas o a distintas áreas.

Las olas de calor en áreas urbanas también afectan a la salud y pueden dar lugar a hospitalizaciones y a la mortalidad relacionada con el calor.

Los fenómenos meteorológicos intensos y más frecuentes como las tormentas o las inundaciones también pueden producir lesiones y causar la muerte. Además, el cambio climático puede dar lugar a fuentes de suministro de agua contaminada que puede aumentar la prevalencia de determinadas enfermedades.

Infraestructuras

Las ciudades cuentan con distintos tipos de infraestructuras como la electricidad, agua, recogida de basuras y transportes. Las lluvias torrenciales, las inundaciones, las sequías y los deslizamientos de tierra pueden causar daños a carreteras, puentes y otras infraestructuras de transporte.

Los sistemas hidrológicos se pueden ver afectados de varias maneras. Por ejemplo, la intrusión salina puede afectar a la calidad del agua procedente de las fuentes de suministro.

Las infraestructuras de las fuentes de suministro de agua tendrán que hacer frente a fuertes tormentas o inundaciones cada vez más frecuentes en algunas zonas. Las pautas de las precipitaciones pueden aumentar o disminuir las fuentes de suministro de agua en función de su ubicación.

Desplazamientos

Los impactos del cambio climático también pueden dar lugar a desplazamientos de personas y por tanto un aumento de migración interna e internacional. Existe la evidencia de que los impactos como las inundaciones o las sequías dan lugar a la migración (por ejemplo en Filipinas y Brasil). Además del coste humano, los desplazamientos forzarán a las comunidades a acoger a personas desplazadas, por ejemplo en materia de competencia por los puestos de trabajo y los recursos.

Pobreza y desigualdad

Vista aérea de la favela Paraisópolis junto a apartamentos e instalaciones deportivas de lujo

Vista aérea de la favela Paraisópolis junto a apartamentos e instalaciones deportivas de lujo.

El cambio climático afecta a quien menos tiene. Un clima cada vez más impredecible. Sequías e inundaciones cada vez más extremas. Millones de personas cada vez más vulnerables que pierden sus medios de vida, que sufren hambre y sed.

Según Oxfam en un informe indica que el 1% más rico de la población mundial tiene más dinero que el 99% restante. Esta brecha entre ricos y pobres la tenemos en Brasil, que pese a su desarrollo económico es uno de los países más desiguales del mundo y donde la pobreza y la riqueza coexisten muy cerca, más bien, pegadas la una a la otra por todo el país.

Lectura de interés de nuestro colega Marcelo Moscoso Pantoja, MSc. consultor ambiental y docente universitario: “El cambio climático no es calentamiento global

Fuente: ONU-Hábitat