Si estás rezagado en cuanto a la decoración navideña del hogar, porque no has tenido ni siquiera tiempo para colocar algún adorno que le dé un ambiente festivo a tus estancias, no te preocupes, la salvación llega de la mano de las ramas de los árboles.

No necesitamos tanto árbol de plástico, si podemos obtener algunas ramas caídas en el suelo. Luego, simplemente, si no las queremos podemos llevarlas de nuevo al lugar dónde las hemos encontrado.

Tan sencillo como salir al campo o acercarte a un jardín y recoger algunas ramas de un árbol secas. ¡No debes cortarlas o arrancarlas!, escoge solo aquellas que encuentres en el suelo. Es posible que aparezca alguna más larga o ancha, si es así, puedes crear un pequeño árbol de Navidad cortándola en varias piezas. ¡No tendrás que buscar más!

También pueden servir ramas más finas, ¡no hay problema! La cuestión es crear un árbol navideño colocándolas en la pared o uniéndolas por lo laterales, para colgarlas finalmente del techo. Puedes elegir lo que te resulte más sencillo para instalar.

Árboles de Navidad con ramas de árbol

Árbol de Navidad blanco

En este ejemplo se han pintado las ramas de color blanco a juego con la pared, y se han añadido unas pequeñas luces LED en guirnalda, y adornos reutilizados que tengas en casa, o que te hayan prestado o regalado algún amigo o familiar.

Navidad

Árbol de Navidad vegetal

Si quieres una versión más barroca, no dudes en decorar cada rama con más vegetación. A ser posible natural, que puedas recolectar en un paseo por la montaña. Con algunas hojas, frutos silvestres o bayas, y ramas de árboles que den sensación de abundancia, puedes conseguir un árbol navideño frondoso y en tres dimensiones a pesar de estar pegado a la pared. Eso sí, va a destacar en el lugar donde se coloque.

Navidad

Árbol de Navidad con tonos naturales

Pero si prefieres los tonos neutros, naturales y ocres, nada mejor que recurrir a las ramas sin hacer ningún tipo de cambio. Utiliza una cuerda en tonos claros para sujetar cada rama. Elige complementos hechos con papel, estilo origami, coloca una guirnalda de luces frías LED, y, finalmente, remata el árbol navideño con una estrella en su cúspide. Si tienes los adornos, en un plis-plas montarás este fantástico árbol.

Navidad

Árbol de Navidad triangular con elementos del bosque

Con tres ramas de árbol unidas se ha conseguido crear un perfecto árbol de Navidad. Antes hemos tenido que recoger piñas, ramas de pino y hojas del bosque; además de una diminutas ramitas limpias para crear las estrellas. El toque colorido lo da las rodajas de naranja secas, ¡el detalle personal fundamental! Un árbol con aroma mediterráneo a naranja, cuando están en su mejor época para degustarse. Por último, se pueden colocar una cuerda bicolor y una estrella de cartón en lo más alto. ¡Y siempre se pueden ir añadiendo más adornitos en los huecos a medida que avance el periodo navideño y obtengamos algunos más!

Navidad

Estos son algunas ideas que puedan motivarte para hacer el tuyo propio, pero guíate de tu instinto, que sé que lo tienes, y crea uno muy personal. Ya sea con abalorios u objetos que te encanten, y que quieras exponerlos en el árbol a modo de vitrina navideña. Eso sí, no pueden ser muy pesados.

Quizás tu colección de calcetines navideños colgados con pinzas de tender la colada, o tu colección de mini cactus expuesta en pequeñas estanterías de madera, tipo viga; o tu colección de coches, de postales o de fotografías antiguas familiares. Cualquiera de estas opciones, además de ser tremendamente originales, si las das un toque festivo con adornos rojos, verdes, dorados, o plateados; serán la comidilla de tus invitados a las reuniones festivas en tu hogar.

Sea cual sea el que elijas, será único, y será el centro de las miradas, capturando toda la atención bien merecida por el esfuerzo.