El gel íntimo es un producto cosmético que es recomendable utilizar, en especial, las mujeres. En la actualidad, tenemos la posibilidad de elegir entre una gran cantidad de marcas en el mercado, pero ni todas son iguales, ni cumplen las mismas funciones.

Cuidado específicos 

La piel de la zona vulvo-vaginal necesita unos cuidados específicos, ya que tiene un Ph entre un 4,5 y 5 en la época reproductiva de las féminas, variando en las niñas y después de la menopausia, en torno al 7. Además, esta zona cuenta con una barrera o defensa microbiológica, que se puede ver alterada por multitud de factores, incluso de enfermedades y padecimientos, pero también por los geles íntimos usados.

Es fundamental cuidar todo nuestro cuerpo con los productos apropiados.

Con todo ello, no está demás procurar prestar atención a los ingredientes de las fórmulas que pretendemos adquirir. Lo ideal es que contenga detergentes vegetales sin sulfatos, ni sustancias etoxiladas, tampoco colorantes o fragancias sintéticas, ni PEG, ni siliconas, ni parafinas (derivados del petróleo), ni formaldehídos, ni parabenes, ni EDTA, ni BHT y ni BHA. Todas estas sustancias alteran la barrera protectora y producen irritación.

Por supuesto, debe estar testado dermatológicamente. Es recomendable que sea natural o ecológico, la mayoría de ellos cumplen de forma estricta todo ello, y sabes que los cultivos vegetales se han realizado con mimo y sin pesticidas químicos, que terminan estando presentes en la planta.

Plantas calmantes, antiinflamatorias y bactericidas

Uno de los geles íntimos que más me ha gustado, es el de la marca italiana La Saponaria, con tradición jabonera y producción artesanal. Es un Gel íntimo a base de bardana y caléndula, dos plantas muy efectivas para esta zona tan delicada, calmantes y antiinflamatorias.

Gel íntimo a base de bardana y caléndula de La Saponaria.

También contiene ácido láctico con una acción bactericida y equilibrante. El aloe vera que lleva, es de sobra conocido para calmar las mucosas y cualquier irritación, además de cicatrizante, hidratante y antiséptico natural. El aceite de salvia funciona como antioxidante, antiinflamatorio, relajante, y antiséptico. Se complementa con aceite de oliva virgen y aceite de árbol del té. Su Ph es 4,5.

Este gel íntimo lo pueden utilizar hasta las pieles más sensibles, incluidos los niños. Viene presentado con un dosificador en un formato de 200 ml., cuyo envase es de bioplástico procedente de la caña de azúcar. Tiene un agradable olor y resulta muy eficaz a lo largo del tiempo. Es altamente recomendable para aquellas mujeres que sufran cistitis o infecciones de orina repetidas, o vulvovaginitis.

Las molestias provocadas en la zona íntima se pueden mejorar con baños de asiento a base de plantas medicinales, ropa íntima de algodón y detergentes suaves para la colada.

Se trata de un producto certificado como orgánico y vegano. La marca, además, trabaja con algunos ingredientes de comercio justo para sus formulaciones. Con una filosofía consciente, proyectos sostenibles basado en la cooperación entre las personas y un respeto intrínseco por el medio ambiente. Sus artículos se elaboran con  una producción de proximidad para conseguir una repercusión social en las comunidades que cultivan esos componentes únicos.

El gel íntimo es quizás uno de los productos de baño más desconocidos por las mujeres, pero que más puede ayudarlas a recuperar su equilibrio. Este simple gesto de higiene diario junto a la toma de probióticos, constituyen la mejor forma de luchar o como prevención frente a los problemas relacionados con la zona vulvo-vaginal.