La Gran Barrera de Coral australiana está sufriendo el tercer episodio masivo de blanqueamientos de corales, según ha desprendido de los últimos estudios aéreos realizados por Centro de Excelencia del Consejo Australiano de Investigación para Estudios de Arrecifes de Coral en la Universidad James Cook.

Una preciosa instantánea de la Gran Barrera de Coral australiana desde el aire.

¿Por qué se blanquean los corales?

A consecuencia del calentamiento global, las aguas de los océanos están alcanzando temperaturas superiores a la media, que junto con la contaminación marina están provocando este blanqueamiento de los corales, causando desnutrición en estos seres vivos. La acidificación del agua marina es el resultado de las acciones del hombre sobre la Tierra. 

Los océanos absorben el 93 % del calor provocado por el CO2 antropogénico de la atmósfera.

El último informe del IPCC publicado en octubre de 2018 predice que, incluso con las acciones más fuertes requeridas para estabilizar la temperatura de la superficie global a 1,5°C por encima de los niveles preindustriales, en las próximas décadas se perderá del 70 al 90 por ciento de los arrecifes de coral

Y es lo que se viene detectando, según las autoridades australianas encargadas de velar por el más grande ecosistema submarino (con 344,400 km2)  que atrae cada año a millones de turistas venidos de todo el planeta. El turismo también altera este hábitat imprescindible para los 1625 tipos de peces que alberga.

Muchos turistas pasan sus vacaciones en esta playa de Queensland (Australia).

Observación y estudio en la Gran Barrera de Coral australiana

Con 600 tipos de corales y 3.000 arrecifes de coral, los efectos del estrés térmico prolongado aún se observan en todo el Parque Marino Gran Barrera de Coral de Australia, y se han seguido recibiendo informes de blanqueamiento de corales hasta que comenzó la paralización mundial por el  coronavirus (COVID-19).

Así se ha podido observar que en algunas zonas como los arrecifes costeros al sur de Cairns, particularmente entre Tully y Townsville, mostraron un blanqueamiento severo. En cambio en la mayoría de los arrecifes en alta mar al norte de Cairns no tenían o tenían bajos niveles de blanqueamiento.

Los arrecifes interiores y de plataforma media estudiados entre Townsville y Mackay fueron en su mayoría blanqueados severamente, pero algunos solo se blanquearon moderadamente en esa sección central.

Un arrecife de coral con forma de corazón en la Gran Barrera de Coral australiana.

Los arrecifes en los complejos de Swains Pompey Reef (el extremo sureste del Parque Marino) chequeados el 25 de marzo de 2020 muestran una gran variabilidad en el blanqueo. Hubo aproximadamente un tercio sin blanqueamiento o con blanqueamiento menor, un tercio con blanqueamiento moderado y el tercio restante tenía blanqueamiento severo. No hubo un patrón constante.

Arrecifes de coral llenos de biodiversidad

Es necesario salvaguardar toda la biodiversidad que se alberga en el más importante ecosistema marino en el que es posible ver hasta 133 tipos de tiburones y rayas. Multitud de organismos viven, se reproducen o crían en este increíble escenario que fomenta la vida en todo su esplendor.

Las rayas son uno de los animales que más visitan la Gran Barrera de Coral australiana.

Las consecuencias del cambio climático también las pagan los corales en forma de fenómenos meteorológicos extremos como colosales y repentinas tormentas. Si a esto le sumamos las actividades recreativas como la pesca irregular o el buceo sin control, junto con transportes acuáticos.

El problema es mucho mayor del que estaba previsto, porque al final las especies que tienen su hogar allí son las que tienen que intentar sobrevivir a esta serie de problemas. O nos esforzarnos por tratar al medio marino como una parte de nuestro hábitat, cuidándolo y protegiéndolo o nos encontraremos con un espacio natural muerto dentro de unas cuantas décadas.