Un iceberg, el doble de grande que la ciudad de Nueva York, está a punto de desprenderse del glaciar de Brunt en la Antártida. 

El Observatorio de la Tierra de la NASA ha publicado imágenes de antes y después, tomadas con 30 años de diferencia, mostrando una enorme grieta.

Aún no está claro cómo responderá la plataforma de hielo restante después de la ruptura, lo que representa un futuro incierto para la infraestructura científica y una presencia humana en la plataforma que se estableció por primera vez en 1955.

Las grietas son evidentes al comparar estas imágenes adquiridas con los satélites Landsat. El escaner Thematic Mapper (TM) del satélite Landsat 5 obtuvo la primera imagen el 30 de enero de 1986. La segunda imagen, del escaner Operational Land Imager (OLI) del Landsat 8 , muestra la misma área el 23 de enero de 2019.

Primera imagen del 30 de enero de 1986 del glaciar Brunt

Primera imagen del 30 de enero de 1986 del glaciar Brunt

 

Segunda Imagen del 23 de enero de 2019 del glaciar Brunt

Segunda Imagen del 23 de enero de 2019 del glaciar Brunt con la “grieta de Halloween”

La grieta en la parte superior de la imagen del 23 de enero, la llamada “grieta de Halloween”, apareció por primera vez a fines de octubre de 2016 y continúa creciendo hacia el este desde una zona conocida como McDonald Ice Rumples.

Los “rumples” o arrugas se deben a la forma en que el hielo fluye sobre una formación submarina, donde la roca de fondo se eleva lo suficiente como para alcanzar la parte inferior de la plataforma de hielo. Esta formación rocosa impide el flujo de hielo y causa ondas de presión y grietas que se forman en la superficie.

La preocupación más inmediata es la fisura visible en el centro de la imagen. Anteriormente estable durante aproximadamente 35 años, esta grieta recientemente comenzó a acelerar hacia el norte a una velocidad de 4 kilómetros por año.

El glaciólogo del Centro de Vuelos Espaciales Goddard de la NASA, Joe MacGregor, dijo:

“El futuro a corto plazo del glaciar de Brnt probablemente dependerá de dónde se unan las grietas existentes en relación la zona de McDonald Ice Rumples. Si se fusionan aguas arriba (al sur) del McDonald Ice Rumples, entonces es posible que la plataforma de hielo se desestabilice”.

Las crecientes grietas han generado preocupaciones de seguridad para las personas que trabajan en la plataforma, en particular los investigadores de la Estación Halley de British Antarctic Survey.

Esto sigue a un informe que encontró que la Antártida está perdiendo seis veces más masa de hielo anualmente que hace 40 años. El estudio utilizó datos actualizados del inventario de drenaje, espesor del hielo y velocidad del hielo para 176 cuencas que drenaron la capa de hielo antártico desde 1979 hasta 2017.