La desaparición de la nubes significaría el fin de la civilización humana tal como la conocemos.

Además de atrapar el calor, una nueva investigación sugiere que los gases de efecto invernadero están eliminando las nubes del cielo, lo que podría acelerar drásticamente el ritmo del calentamiento global durante el próximo siglo.

A medida que los gases de efecto invernadero se acumulan en la atmósfera, se rompen los estratocúmulos cruciales para enfriar el planeta.

Las estratocúmulos son nubes que cubren el 20% de los océanos de latitudes bajas, especialmente frecuentes en los subtrópicos. Enfrían la Tierra protegiendo la luz solar de grandes porciones de su superficie. Sin embargo, como sus escalas dinámicas son demasiado pequeñas para poder resolverse en modelos climáticos globales, las predicciones de su respuesta al calentamiento global sigue siendo un misterio.

¿Cómo el cambio climático afecta a las nubes?

“Esta investigación apunta a un punto ciego en el modelado climático”, dijo Tapio Schneider, investigador principal del proyecto que trabaja en el Instituto de Tecnología de California y en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, en un comunicado de prensa publicado en la revista ScienceDaily.

En concreto, los nuevos cálculos generados por los superordenadores encontraron que una vez que la concentración de dióxido de carbono se acerca a las 1.200 partes por millón (PPM), las nubes desaparecen y el mundo rápidamente se calentará, lo que refleja un acontecimiento histórico, la extinción masiva que sucedió hace 56 millones de años,  que relata Natalie Wolchover en la revista Quanta

Actualmente estamos en torno a 410 PPM, pero debido a la dependencia actual del mundo a los combustibles fósiles, nuestra atmósfera puede alcanzar el umbral de 1,200 PPM antes de fin de siglo.

La sexta extinción masiva está cerca

Si nada lo remedia, “Los seres humanos serán los responsables de la mayor extinción en la tierra desde la de los dinosaurios"

Si nada lo remedia, “Los seres humanos serán los responsables de la mayor extinción en la tierra desde la de los dinosaurios”

En caso de que no hubiera suficientes razones para alejarse de los combustibles fósiles, tenga en cuenta que la última vez que desaparezcan las las nubes, todo el planeta experimentará un calentamiento que hará insostenible la vida. 

Si la temperatura global aumenta solo cuatro grados, lo suficiente como para limitar aún más la cantidad de nubes que se forman en todo el mundo, significaría “la destrucción de los arrecifes de coral, la pérdida masiva de especies animales y los el aumento de fenómenos meteorológicos extremos, además provocaría el aumento del nivel del mar que desafiarían nuestra capacidad de adaptación, y significaría el fin de la civilización humana tal como la conocemos”, dijo a Quanta el científico del clima Michael Mann.

Si nada lo remedia, “Los seres humanos serán los responsables de la mayor extinción en la tierra desde que un asteroide impactó contra ella y acabó con los dinosaurios”, Escritora estadounidense Elizabeth Kolbert autora del libro “La Sexta Extinción”.