Ya tenemos aquí la Navidad, ese momento de reuniones y celebraciones con amigos y en familia. Si ya estás pensando en las repetidas comidas y cenas que vas a tener que preparar en tu hogar, y no te gustaría hacer lo mismo de siempre, te voy a proponer un menú navideño saludable con alimentos llenos de vitaminas y minerales que se pueden cocinar a baja temperatura para que no pierdan sus propiedades nutricionales y con poca grasa, para que cuando terminen las fiestas no tengáis esos kilos de más y estéis rebosante de salud y energía para el próximo año 2019.

Lo ideal será elegir alimentos de temporada, para estar acorde con la estación meteorológica en que estamos, y si es posible, ecológicos y de proximidad. Teniendo este “mantra” en la cabeza, ya nos podemos cernir a confeccionar un menú navideño saludable económico y muy rico, olvidándonos de lo que es correcto y lo que no para poner en la mesa. ¡Qué la imaginación vuele por nuestra mesa navideña!

menú navideño saludable

Prepara platos que te dejen tiempo para estar con la familia, no para estar dentro de la cocina.

Huye de esas comidas que la tradición manda comer y te ahorrarás bastante dinero, porque como ya sabrás los precios se disparan. Siempre es mejor consumirlos en otro momento, sobre todo teniendo en cuenta que es más fácil conseguir cualquier otro producto.

Primeros platos

Si queréis un plato un poco más contundente podéis probar a incluir en el primer plato calabaza o boniato, que se pueden cocinar al horno o cocidos. De las dos formas, están exquisitos. Están deliciosas las cremas con cualquiera de los dos, otra opción son los pasteles vegetales en las que son las estrellas. Pero además podéis incluir verduras como la acelga, el puerro, el nabo, el hinojo o la col, que también están en su mejor momento. Combinan a la perfección, y si encima le añadís especias como romero o tomillo, son de diez, aunque también le va muy bien la nuez moscada.

menú navideño saludable

Una de las posibles opciones para el menú navideño saludable es una crema de verduras a base de boniato o calabaza.

Las espinacas o las familias de las coles son otra alternativa muy recomendada. Se pueden hacer en ensalada o cocinadas. ¿Qué tal unas espinacas con piñones y una mezcla de varias pimientas?, se pueden hacer en una buena sartén y están deliciosas. Una ensalada de col acompañada con zanahoria y frutos secos y una vinageta con miel. A los dos platos les va fenomenal el queso, pero puede ser de origen vegetal o animal, según las preferencias de los comensales.

Segundos platos

Para los veganos o vegetarianos siempre es posible, añadir un segundo plato con legumbre que nunca vienen mal cuando el frío aprieta. Un potaje de garbanzos con pimientos o por ejemplo unas croquetas con garbanzos, arroz y semillas de sésamo. Los garbanzos van con casi todo, por lo que es posible añadir cualquier verdura de la temporada y un cereal, y hacerlo como más pueda gustar a todo el mundo. 

menú navideño saludable

Garbanzos para el menú, ¿y por qué no?

Para los que comen carne, es siempre una posibilidad, decantarse por pescado o pollo con poca grasa, pero cocinados de una forma distinta. El pollo conjuga muy bien con las setas, por lo que sería un gran plato, y de lo más apetecible si encima lo haces con salsa de cerveza, o dándole un toque oriental con especias baharat, típicas de la cocina árabe. En cuanto a los pescados o mariscos, puedes elegir un gallo, un pescado blanco que lo hayas comprado unos días antes y lo hayas congelado. Puedes hacer filetes de gallos en escabeche con algún acompañamiento como coliflor y zanahoria (también de temporada), una receta muy mediterránea, pero en este caso usa vinagre de manzana, para que no sea tan fuerte.

menú navideño saludable

Para los que no pueden prescindir de la carne, una alternativa saludable es un segundo plato cuya base sea el pollo.

Postres

Depende de si os gusta respetar en algo tradición, si es así, no lo dudes: polvorones y turrones clásicos. Pero en cuanto a los polvorones que llevan manteca de cerdo, si eres una amante de los postres, no dudes en meterte en la cocina para preparar unos polvorones vegetales mucho más saludables, pueden incluir sésamo o cacao, según las preferencias, pero nunca puede faltar la canela. Una buena manera de finalizar una cena diferente y healthly, aún siendo festiva.