El primer ministro de la India, Narendra Modi, ha hecho uno de los compromisos más audaces hasta el momento para acabar con el desperdicio de plástico.

El Sr. Modi anunció esta semana su intención de presentar políticas para eliminar todos los plásticos de un solo uso en el país en los próximos cuatro años.

El Taj Mahal, el monumento más visitado de la India

El Taj Mahal, el monumento más visitado de la India

“Las elecciones que hagamos hoy definirán nuestro futuro colectivo”, dijo el martes pasado, en un discurso para conmemorar el Día Mundial del Medio Ambiente.

“Las elecciones pueden no ser fáciles. Pero a través de la concientización, la tecnología y una asociación global genuina, estoy seguro de que podemos tomar las decisiones correctas. Unámonos todos para vencer la contaminación plástica y hacer de este planeta un lugar mejor para vivir “.

No está muy claro cómo el Primer Ministro pretende abordar un cambio de rumbo tan grande en tan poco tiempo. Lo que se sabe es que comenzará con una limpieza en 100 de los sitios más históricos de la India, incluido el Taj Mahal.

Caricatura de Narendra Modi, primer ministro de la India

Caricatura de Narendra Modi, primer ministro de la India

La campaña audaz se produce cuando un nuevo informe destaca por primera vez qué países están tomando más medidas sobre el problema de la contaminación plástica. Según el informe publicado por la ONU Medio Ambiente, 60 países han introducido impuestos o gravámenes sobre el plástico, algo que ha demostrado ser lo más efectivo en la reducción de plástico.

Algunas naciones, como Kenia y Ruanda, han ido más allá al prohibir abiertamente las bolsas de plástico con fuertes multas para los delincuentes. Chile también firmó una ley el mes pasado para prohibir las bolsas, convirtiéndose en el primer país de América Latina en hacerlo.

Más de la mitad de los estados indús ya han iniciado su propia prohibición de las bolsas de plástico. Y aunque la India sigue siendo el segundo país más poblado del mundo, está muy por detrás de otros por el volumen de plástico que arroja. China, por ejemplo, genera casi 9 millones de toneladas de plástico a los océanos cada año, e Indonesia más de 3 millones. La India contamina con aproximadamente 500,000 toneladas.