Pocos días después del destructivo paso de Harvey por Estados Unidos, otro huracán está causando estragos en el continente americano. El Irma, clasificado con la máxima categoría, la 5.

El huracán Harvey ha arrojado una cantidad “sin precedentes” de precipitaciones a Houston, Texas. Ha causado la perdida de vidas, casas inundadas, y las autoridades estiman que los daños pueden hacer de este uno de los desastres naturales más costosos en la historia de los Estados Unidos.

Después de los últimos acontecimientos climáticos detrás del Harvey viene Irma, considerado uno de los huracanes más destructivos jamás visto

Coste económico de los huracanes en EEUU

Coste económico de los huracanes en EEUU

Pero inevitablemente, todos queremos saber qué papel puede haber desempeñado el cambio climático en la virulencia de estos sucesos. Este vídeo del Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad de Columbia y el Observatorio de la Tierra de Lamont-Doherty ayudan a comprendedlo:

Los científicos del clima estás bastante seguros de que el cambio climático hará los huracanes más fuertes. “Sabemos que la atmósfera se está calentando y los océanos se están calentando”  , explicó Chia-Ying Lee , que estudia los ciclones tropicales en el Instituto Internacional de Investigación para el Clima y la Sociedad.

Los huracanes son impulsados ​​por el calor del océano, y algunos científicos han señalado que el Golfo de México fue más caliente que la media de este año. El huracán Harvey se transformó rápidamente de una tormenta tropical en un monstruo de Categoría 4, ya que absorbía energía de aquellas aguas particularmente cálidas. Para empeorar las cosas, el aire más cálido es capaz de contener más agua, y más vapor de agua puede llevar a más lluvia, por lo que los científicos esperan que un mundo que se calienta tendrá aguaceros más fuertes.

Entonces, ¿qué pueden aportar los estudios científicos?

Los estudios científicos del clima nunca podrán decir que el cambio climático “causó” un fenómeno meteorológico extremo en particular, pero si pueden hacer es calcular la probabilidad de que el cambio climático haga un evento climático extremo más fuerte.

El clima está fluctuando constantemente, influenciado por una variedad de factores, y esto puede crear mucho ruido en los datos con los que trabajan los climatólogos. Pero analizando cuidadosamente las estadísticas, pueden empezar a sacar tendencias que no pueden ser explicadas por los cambios regulares del clima del día a día.

Los investigadores usan modelos regionales para simular la tormenta (u otro evento climático extremo). Al cruzar diferentes datos cómo se comporta la tormenta con y sin cambio climático. La comparación de los dos escenarios muestra cuánto el cambio climático impactó la tormenta. Si no hay diferencia, probablemente el cambio climático no desempeñó un papel importante. Sin embargo, si la tormenta es más fuerte bajo las condiciones del cambio climático, entonces los científicos pueden estimar que el clima más cálido de hoy reforzó la tormenta en un cierto porcentaje. O pueden estimar cómo se comportaría la tormenta en 2100, cuando se espera que el mundo se caliente por otros dos a seis grados Celsius.

“En el caso de Harvey, como con otros eventos específicos, los científicos tienen ahora la capacidad de realizar estudios de atribución que hacen más declaraciones cuantitativas sobre cómo las emisiones de gases de efecto invernadero influyeron en ese evento“, escribió Suzana Camargo y Adam Sobel del Observatorio de la Tierra de Lamont-Doherty, en la revista Fortune esta semana. Y aunque es razonable esperar que esos estudios encuentren que el cambio climático amplificaran las lluvias de Harvey en una cantidad modesta, escriben: “No debemos hacer declaraciones detalladas que presupongan sus resultados antes de que se hagan esos estudios”.