El disfrute de la comida suele estar relacionado con los gustos, texturas y sabores; entre otras cuestiones. Estos últimos son quizás una de las principales razones por las que nos suele gustar un plato y no otro. Para ello utilizamos diferentes ingredientes en cada receta, desde los propios alimentos a cocinar hasta una variada serie de especias que acentúan o realzan el gusto de esos manjares. La gastronomía tiene su punto de ciencia, investigación y alquimia.

La cocina es algo abierto, por suerte, y no hay nadie que pueda decir lo contrario. Cada uno suele preparar cada alimento según sus costumbres, información o estado de ánimo, depende de tantos factores que se podría escribir páginas y páginas sobre ello.

Pero algo es seguro, las especias suelen formar parte de nuestra despensa más imprescindible. Es difícil para algunas personas iniciarse en la preparación de nuevos platos de otras culturas, por eso lo mejor es empezar usando sus condimentos, esas especias que les hace tan distintos.

Las especias en la cocina

Un toque de especias en cualquier bocado realza su sabor.

Consumir especias es también una cuestión de salud

No solamente eso, muchas de esas especias además de aportarnos unos riquísimos sabores, nos ayudan a corregir desequilibrios de nuestro organismo o enfermedades. Quizás a lo mejor no te sientas atraído por algunas especias, pero en su justa proporción suelen ser exquisitas.

Nada mejor que comenzar poco a poco en este viaje a “otros mundos”. Sí, la comida es uno de los placeres que más ayudan a evadirnos de nuestra cotidianeidad. Siempre recordamos tal o cual plato de ese sitio en el que estuvimos en algún momento de nuestra vida.

Puedes consumirlas directamente de la planta o raíz, quizás la mejor opción si no quieres experimentar grandes cambios en tu cocina, o secas, que proporcionan un toque sutil revitalizante en esos menús que de primeras parecen insulsos.

En la siguiente infografía te propongo una lista de algunas de mis preferidas que puedes encontrar fácilmente en alguna tienda cercana. Como siempre indico, es mejor en su versión ecológica, limpias de pesticidas y productos químicos conservan todo su aroma y sabor. Quizás las especias más complicadas de encontrar con el cardamomo o el eneldo ecológicos, pero puedes hallarlos en tiendas ecológicas especializadas.