El pasado mes de julio sufrimos las temperaturas más elevadas de la historia desde que comenzaron los registros a finales de 1800, según el último informe elaborado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos (NOAA).

Un panda gigante se enfría en un bloque de hielo en un zoológico chino debido al calor. Foto REUTERS

El informe indica que en la temperatura media en julio global fue 1,46ºC, casi un grado por encima del promedio del siglo 20. Como Julio es climatológicamente el mes más caluroso del año, este fue también el punto más alto de temperatura mensual que se tienen registros dese 1880.

Según la Organización Meteorológica Mundial (OMM), ha confirmado que el calentamiento global no ha frenado su ritmo. De hecho, el 2104 fue clasificado como el año más caluroso de la historia. Por lo tanto no es ninguna sorpresa que el hielo de los glaciares se estén derritiendo a una velocidad de record, y el hielo marino en el Ártico fue el octavo más bajo desde que comenzaron los registros en 1979.

Cuando todos los años más cálidos en un registro de tiempo que se remonta cientos de años, comienza a agruparse en los últimos 10-15 años, es algo que no se debe pasar por alto. El mundo se está calentando, y los últimos informes elaborados por agencias independientes como NOAA, la NASA y la Agencia Meteorológica de Japón, alertan que el 2015 será uno de los más cálidos pero no será el ultimo, según los datos observados hasta el momento.

El fenómeno del El Niño uno de los más intensos

NOAA predice que el fenómeno de El Niño será uno de los más intensos de la historia compitiendo con el récord de 1997 que causó estragos en todo el mundo relacionados con el clima: desde los deslizamientos de tierra en California hasta incendios en Australia.

“Existe un probabilidad del 90% de que los efectos de «El Niño» continuarán a través del Hemisferio Norte en el verano de 2015 – 2016, y cerca del 85% de posibilidades de que durará hasta el inicio de la primavera de 2016”, según un comunicado de NOAA.