Año Internacional de los Suelos 2015A las puertas de despedir el Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014, la Organización de la Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) pone el foco para próximo año en la importancia del suelo como elemento vital para el desarrollo sostenible, eligiendo el  2015, Año Internacional de los Suelos (AIS), en el marco de la Alianza Mundial por el Suelo, en colaboración con los gobiernos y la secretaría de la Convención de las Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación (CNULD).

La importancia del los suelos

Entendemos por suelo a las diferentes capas de material orgánico o no orgánico que componen la corteza terrestre y sobre las cuales se desarrolla la mayor parte de los ciclos vitales conocidos. Por ello es de vital importancia para la vida de la mayoría de los seres vivos. Por este motivo, el «Año Internacional de los Suelos» tiene como objetivo llamar la atención sobre la la importancia del suelo para la seguridad alimentaria y los ecosistemas, y la adaptación de los mismos al cambio climático, apoyando políticas sostenibles que promuevan la protección de los recursos del terreno como fuente de riqueza natural.

Para celebrarlo se organizará un acto de presentación oficial del Año Internacional de los Suelos durante el 69º período de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas, que tendrá lugar el 5 de diciembre de 2014 en Nueva York , coincidiendo con el primer Día Mundial del Suelo. Se organizarán actos simultáneos en la Sede de la FAO en Roma y en Bangkok.

Objetivos:

Los objetivos específicos del Año Internacional de los Suelos 2015 son los siguientes:

  • Lograr que todas las partes interesadas adquieran plena conciencia de las funciones fundamentales de los suelos para la vida humana.
  • Alcanzar el reconocimiento pleno de las importantes contribuciones de los suelos a la seguridad alimentaria, la adaptación al cambio climático y la mitigación de sus efectos, los servicios esenciales de los ecosistemas, la mitigación de la pobreza y el desarrollo sostenible.
  • Promover políticas y medidas eficaces para la gestión sostenible y la protección de los recursos edafológicos.
  • Sensibilizar a los encargados de la toma de decisiones sobre la necesidad de realizar inversiones sólidas en actividades de gestión sostenible de los suelos, a fin de garantizar la disponibilidad de suelos sanos para distintos usuarios de la tierra y grupos de población.
  • Actuar como catalizador de las iniciativas relacionadas con el proceso de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) y la agenda para después de 2015;
  • Apoyar la mejora rápida de las capacidades y los sistemas de recopilación y seguimiento a todos los niveles (mundial, regional y nacional) de la información sobre los suelos.

Otro Años Internacionales: