El abandono de animales es un problema bien conocido en España. Se sabe que existen fechas donde el número de animales abandonados aumenta drásticamente. La más conocida es verano, donde el número de mascotas abandonadas se ve alimentado por aquellas que tras ser regaladas en Navidades como si de un juguete se tratara, alcanzan ya un tamaño mayor y no son el pequeño peluche por el que se pagó. Además llega el problema de las vacaciones y el qué hacer con nuestros amigos peludos.

GALGO-3

Pero otra de las fechas en las cuales más animales se abandonan es Febrero. Según un informe elaborado por la Fundación Affinity, el 10,4% de los animales abandonados en España fue tras el fin de la temporada de caza, aunque este porcentaje aumenta si analizamos el número de abandonos por Comunidades Autónomas, alcanzándose un 30,4% en Extremadura y un 21% en Castilla la Mancha.

La raza que más sufre el fin de la temporada de caza en España es el galgo. Laura Duarte, portavoz de PACMA ha explicado a EFE que en España es el único país de Europa que permite la caza con este animal y que es necesario prohibir esta práctica. Denuncia que, además del abandono, los galgos sufren maltrato durante toda la temporada, acabando abandonados o sacrificados de la manera más cruel posible, como muestran algunas fotografías de galgos ahorcados tras la campaña de caza.

El SEPRONA por su parte dice que todas estas declaraciones son una leyenda negra y que es falso que tras la finalización de la temporada de casa aumente el número de muertes y abandonos de estos animales, que son hechos aislados pero no tanto como muestran las asociaciones protectoras de animales y el partido animalista. Estas declaraciones a Europa Press de Jose Manuel Vivas, capitán de la Jefatura del SEPRONA han hecho que el PACMA anime a todos los amantes de la naturaleza a enviar sus imágenes y denunciar el maltrato a este animal para que llegue a Europa y con ello conseguir la definitiva prohibición de esta práctica.

España está a la cabeza de animales abandonados al año, elevándose esta cifra hasta 200.000. El número de maltratos a animales también es el más elevado de la Unión Europea, como denuncian muchas organizaciones. Como bien dijo la escritora y periodista Rosa Montero, España ‘jamás podrá ser un país más culto y desarrollado si no respeta a sus animales’.