Garbage-Patch-State

Fuente: M. C. Finucci

No entendemos el arte sin una simbología o intencionalidad por parte del autor. Transmitir sentimientos o estados es algo intrínseco en él. La soledad, el encontrarse a uno mismo, el deseo, el misticismo o la naturaleza son algunos recursos utilizados por muchos artistas. Pero cada vez es más habitual descubrir obras de denuncia y sensibilización a los continuos abusos al medio ambiente.

Realidades invisibles, como la existencia de vertederos marinos es la denuncia artística que María Cristina Finucci esta haciendo actualmente en Madrid en el Instituto Europeo de Diseño dentro de las actividades vinculadas a ARCO 2014.

The Garbage Patch State – Madrid, “El país de la basura”, es una obra dentro del proyecto global Wasteland en proceso continuo. Con ella trata de crear conciencia y mitigar los daños que causan las enormes islas de residuos plásticos que existen en nuestros océanos. Estas inmensas islas llegan a ocupar más de 16 millones de kilómetros cuadrados y pueden encontrarse a profundidades de más de 30 metros.

Por eso Finucci decidió convertir esta “tierra de nadie” en un Estado y comunicar su existencia al mundo a través de este proyecto continuo, que va viajando por diferentes países.

Dos espacios son los que se pueden encontrar en esta obra. La primera parte, situada fuera del Instituto, lo conforma un manto de cientos de botellas de plástico, dentro de las que se han plantado semillas, de las que crecerán flores y se creará un ecosistema para mostrar que todavía queda “esperanza”. Durante la noche este escenario queda oscurecido, impidiendo que se vea algo, lo que representa la invisibilidad del problema. Tan sólo si uno ilumina la escena con el flash del móvil o la cámara podrá leer el mensaje que albergan las botellas: “Garbage Patch State”.

En el segundo escenario se han colocado decenas de esferas blancas y azules para representar una ola de mar, reflejando la sensación de ahogo por la acumulación de plásticos.

Una forma colorista y lúdica de mostrar un gran problema ambiental, que no pretende atemorizar con imágenes, como señala su creadora. Reciclar en lugar de seguir tirando estos residuos al mar.

Esta obra que comenzó el pasado año en París, ante la sede de la UNESCO, estará hasta el 7 de marzo en Madrid y continuará su viaje en Roma a partir de abril.

 

FOTO-PREMIADA

Autora: Irene Sanfiel

Irene Sanfiel, es otra creadora sensibilizada por la protección del medio ambiente. El año pasado logró el premio del público en el concurso sobre imágenes ambientales que organiza la Agencia Europea del Medio Ambiente, con una fotografía que tiene “un doble dolor: el de las personas que habitan las costas y el de la propia naturaleza herida ante su deterioro”.

La fotógrafa trabaja los residuos desde el punto de vista artístico. A través de sus fotografías quiere expresar lo que sucede a su alrededor y mostrar los daños de este consumo desaforado, para estimular “el cambio de hábitos de consumo y mostrar que se pueden separar los residuos para una mejor gestión”.

Además de la fotografía, Sanfiel ha creado Makineco, junto con la diseñadora polaca Karolina Perrin, una empresa de diseño y arte a través de la naturaleza.

 

0003760300

El arte indígena Kuna del pintor panameño Oswaldo de León Lule muestra los peligros que entraña la energía nuclear, la contaminación, la modificación genética de los alimentos o el cambio climático. Él concibe la obra artística con un medio para “transmitir un mensaje que pueda servir para cambiar a alguien, su mentalidad”. Para sus obras utiliza la expresión artística Kuna, como originario del archipiélago de Kuna Yala (en el Caribe panameño).

yken-teruya-shopping-bags-art-

Artista: Yuken Teruya

 

Reciclar residuos es otra de las expresiones artísticas que utilizan muchos, como Yuken Teruya. Él, es un amante convencido del reciclaje y en cada una de sus obras denuncia el deterioro del medio ambiente. Suele trabajar especialmente el papel y no hay bolsa comercial que se le resista para recrear pequeñas escenografías de bosques. Este arte en miniatura ha sido expuesto en los más prestigiosos museos de arte moderno, así como en galerías y otras salas.

 

origami rayos x

Artista: Takayuki Hori

En otras ocasiones conectar distintos artes y técnicas dan resultados como los que crea japonés Takayuki Hori, donde el origami y los rayos X hacen una llamada de alerta ante las especies en peligro de extinción que hay en nuestro planeta. De las cuales, si no hacemos algo pronto, sólo conservaremos sus huesos.

forlane6

Artistas: Mathieu Goussin y Hortense Le Calvez

Utilizar aquellos ecosistemas amenazados como escenario artístico, es otro recurso utilizado por aquellos que buscan impactar sobre el espectador y provocar de sentimientos. “Forlane 6”, de Mathieu Goussin y Hortense Le Calvez, es arte y crítica, que nació como una llamada de atención contra la contaminación ambiental y el consumismo masivo. La obra la componen esculturas e instalaciones formadas por objetos cotidianos convertidos y sumergidos, que se funden con el ritmo del océano y adquieren un comportamiento muy distinto al que tienen en la tierra.

Preferiríamos ,sin duda, que las obras de estos artistas y otros no hablasen de denuncia ambiental, al no existir tal tema de inspiración.