motion-of-the-ocean El Día Mundial de los Océanos (World Oceans Day) se celebra todos los años el 8 de Junio a partir de una iniciativa canadiense en 1992 en la cumbre de la Tierra en Río de Janeiro, Brasil, fue oficialmente reconocido por las Naciones Unidas en 2008. Desde entonces ha sido coordinada a nivel internacional por The Ocean  Project and The World Ocean Network cada año con mayor éxito.

Como dice el Secretario General de la ONU Ban Ki-moon: “El Día Mundial de los Océanos brinda la oportunidad de reflexionar sobre la importancia de los océanos para el desarrollo sostenible de la humanidad. Constituye asimismo una buena ocasión para reconocer numerosos y graves problemas que afectan a los océanos”.

Los océanos están seriamente amenazados por la amenaza del hombre debido a varios factores como son la sobreexplotación pesquera y la contaminación provocada por vertidos de crudo incontrolados. Esto provoca la degradación y la destrucción de los ecosistemas marinos.

Factores de degradación:

 

Contaminación:

Las actividades marinas tales como operaciones de explotación minera, transporte, pesca y cruceros de líneas introducen grandes cantidades de sustancias tóxicas en el océano. Los derrames de petróleo quedan confinados en gran parte a las rutas de navegación donde contaminan playas, peces, crustáceos y poblaciones de aves marinas.

Pero la mayoría de la basura y la contaminación que llega a los océanos se producen en tierra. Los fertilizantes y pesticidas de granjas, el aceite de las calles y de las calzadas, las aguas residuales y la basura de las ciudades, hacen su camino a través de la línea divisoria de aguas en ríos y en última instancia en el océano.

Los plásticos que terminan el océano están cambiando la cadena natural de las especies marinas convirtiendo el océano en un gigantesco vertedero. El plástico se convierte en un problema marino ya que están diseñados para durar para siempre. Los plásticos no se descomponen, no pueden ser digeridos por los organismos marinos y persisten en el océano miles de años.

En la mayoría de los océanos se están creando verdaderas islas de plásticos flotantes.

Sobreexplotación pesquera:

La sobrepesca es una de las amenazas más grandes a la salud de los océanos del mundo. Durante décadas las flotas pesqueras mundiales han capturado cantidades insostenibles de pescados y de vida marina, hasta el punto que muchos stocks pesqueros ahora estén declinando o aún colapsando.

Las consecuencias de la caída de las pesquerías son múltiples: económicas, sociales y ambientales como la seguridad alimentaria amenazada en sociedades que dependen fuertemente del pescado; pérdida de recursos biológicos; pérdida de biodiversidad; problemas de salud (debido a los mariscos envenenados); hambre y desempleo.

 
Degradación de los ecosistemas costeros:

En los ecosistemas costeros el impacto humano es el más importante. Las actividades humanas que inducen problemas ambientales en la línea de costa están aumentando con la densidad de la población costera: construcción y desarrollo costero (urbanización, instalaciones para el turismo, puertos…), actividades interiores (agricultura, deforestación, industrialización, presas en los ríos…), sobreexplotación de recursos vivos costeros, e impacto del turismo.

Más gente en áreas costeras, más presión que se impone en la tierra y en el mar. Esto ha dado lugar a un crecimiento de efluentes domésticos e industriales, más áreas de terraplén y erosión de la línea de costa debido a construcción de infraestructura y desarrollo costero. Los paisajes y hábitats naturales son alterados, agobiados y destruidos.

La contaminación altera las condiciones de vida; provoca pérdida de la biodiversidad, alteración de las cadenas alimentarias y de todos los ecosistemas marinos. Las aguas costeras y lagunas están “perdidas”, los arrecifes son dañados por la pesca o el turismo, se drenan los humedales, se construye sobre las inundaciones de llanuras alrededor de los estuarios, los manglares se reducen por la madera o la acuicultura. Los stocks pesqueros, el agua dulce, los suelos y las arenas de la playa a menudo están sobreexplotados. Las consecuencias son: pérdida de recursos alimentarios especialmente en países en vías de desarrollo; problema en el acceso al agua; problemas sanitarios; impacto social y económico vinculado a pérdida de beneficios y de empleo (industria pesquera, turismo, aumento de costos de manejo costero)…

Cambio climático

Hoy, los científicos observan un aumento constante de la temperatura media mundial de la atmósfera de la Tierra. Están de acuerdo en que este fenómeno se vincula a mayores concentraciones atmosféricas de los gases de invernadero debido a actividades humanas. Las primeras causas humanas relacionadas con la liberación del CO2 son la combustión de combustible fósil (principalmente petróleo, carbón y gas) y la deforestación.

El agua del océano se está poniendo más caliente y más ácida, como consecuencia de las emisiones de gases de efecto invernadero. Lo que hará más difícil a los ecosistemas marinos sobrevivir. "La vida marina está en peligro, eso es absolutamente claro —y (con el calentamiento y la acidificación) no es una cuestión de gestión del mar, es una cuestión de gestión de nuestras actividades como seres humanos, de nuestras emisiones.

Los científicos esperan traumas masivos para las poblaciones humanas y para la naturaleza. Las especies en el océano y en tierra tendrán que adaptarse, emigrar o desaparecer.

Los ecosistemas serán totalmente modificados. Para la humanidad, las posibles consecuencias son: modificación de los recursos de agua, gente desplazada para evitar la inundación de sus ciudades o pueblos, pérdida de tierra y recursos naturales en las costas, impacto en la agricultura y pesquerías (seguridad alimentaria), impacto en la salud humana (desarrollo de enfermedades), daños o destrucción de las infraestructuras construidas en la línea de costa (ciudades, industrias, instalaciones portuarias, comodidades turísticas…), contaminación creciente a consecuencia de las inundaciones y destrucción de la infraestructura. Las consecuencias sociales, económicas y ambientales serán incalculables.

Límites del derecho internacional y de las convenciones para proteger el océano

La Zona Económica Exclusiva o EEZ se refiere a las aguas costeras adyacente a la costa y amplían 200 millas náuticas hacia fuera de la costa. Está bajo las jurisdicciones y control del país adyacente. Los 10 territorios más poderosos (con mayores demandas del mar) son EE.UU., Francia, Australia, Rusia, Canadá, China, Brasil, Indonesia, India y Nueva Zelanda.

El resto de los océanos, o de altamar está libre de ser explotado por todos los países bajo obligaciones de la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar. Gran cantidad de iniciativas políticas tuvieron lugar durante la década pasada pero la mayoría de ellas tienen dificultades para responder a sus metas y no se están ejecutando de una manera coordinada.

La falta de voluntad política y de medios del control son las primeras razones de ello. La mayoría de los países en vías de desarrollo están también bajo presiones económicas y sociales, y se esfuerzan en dar una prioridad relativamente baja a la protección del ambiente y a conservar los recursos naturales aunque esto puedo minar su desarrollo sostenible a largo plazo.

Algunos datos estadísticos:

  1. El 80% de la contaminación marina proviene de fuentes terrestres.
  2. En varios países en desarrollo el 90% del agua residual y el 70% del deshecho industrial se descarga sin tratamiento.
  3. 6.5 millones de toneladas de basura entran en los océanos del mundo cada año. El 50% es plástico duradero que tardará cientos de años antes de degradarse.
  4. Hay 200 zonas conocidas como “zonas muertas” o áreas privadas de oxígeno y desprovistas de vida (área entre 1 y 70.000 km2) en el océano mundial: este número se ha duplicado en cada década desde 1960.
  5. 12 billones de toneladas de aguas de lastre contienen, en todo momento, 3.000 especies marinas extranjeras e invasoras que son transportadas y diseminadas en todo mundo.
  6. La salud humana sufre la contaminación del agua costera: 250 millones de los casos clínicos (gastroenteritis + enfermedades respiratorias) son causados anualmente por bañarse en aguas contaminadas.
  7. Comer mariscos infectados causa de 50.000 a 100.000 muertes por año.
  8. El costo económico mundial vinculado a la contaminación de las aguas costeras es $16 mil millones anuales, mucho del cual se debe al impacto sobre la salud humana.
  9. Las pérdidas económicas documentadas a causa de las introducciones accidentales o intencionales de especies no autóctonas en los océanos ascienden a centenares de millones de dólares estadounidenses.

Fuentes:
N°1; 2; 5; 6: World Summit on Sustainable Development 2002 – A Guide to Oceans, Coasts and Islands
N°3: Marine litter – an analytical overview – UNEP 2005
N°4: MSNBC News Services
N°7: Pollution from the land 2001- Global Plan of Action brochure
N°8: UNEP – Marine and coastal Ecosystems and Human Well-Beeing – Report Millennium Ecosystem Assessment
N°9: GESAMP (Group of Experts on Scientific Aspects of Marine Environmental Protection) Report 71 – Protecting the Oceans from Land-based Activities-2001

Fuentes originales:

worldoceansday.org 

www.worldoceannetwork.org