Mañana, 1 de febrero, se conmemora el Día Mundial del Galgo 2024, porque en este mes es cuando los galgos concluyen la temporada de caza, y en algunas ocasiones sus dueños, cuando tienen una edad avanzada los «jubilan».

No como pensarás, dándole una vida de descanso y cuidándoles con mimo por toda la ayuda y el trabajo que han realizado; definitivamente no. Más bien, se deshacen de ellos de la forma más cruel y vil que se puede, ahorcándolos o degollándolos, para que no puedan seguirles la pista quitándoles el chip. Ese es el pago recibido por sus servicios.

Galgos maltratados y sacrificados

En España, ya sabemos que este acto tan espeluznante sigue sucediendo, así como que en muchos casos resultan ilocalizables, por no estar controlados, ni saber de su existencia. Ya no por este hecho en sí, sino porque se sabe a qué les están dedicando sus dueños. Cuánto menos se sepa mejor.

Galgo

Los galgos tienen un carácter tímido, aunque son muy cariñosos y nobles. Imagen de Susi Anderl en Pixabay.

En ocasiones han tenido un maltrato físico y psicológico continuado durante años, viviendo en condiciones deplorables. No se sabe si los propios dueños pensarían que dejándoles en ese estado saldrían con más ganas a por la presa. Algo complicado de saber, cuando se sabe que algunos de estos «dueños» de galgos han acabado con la vida de varios. Pero en la mayoría de las veces es complicado demostrarlo delante de un tribunal.

Aunque no peor es el caso, de aquellos que se dedicaban a traficar con su sangre para uso veterinario, ya que es el donante universal por antonomasia. Se salvaban perros a costa de sacrificar a galgos que vivían hacinados.

Ley de Bienestar Animal con polémica

Con la reforma del Código Penal materializada en la nueva Ley de Bienestar Animal, que entró en vigor el pasado mes de marzo, la polémica está servida, porque los galgos no han salido bien parados al ser considerados animales de trabajo, según algunas asociaciones y protectoras de perros, ya que resulta a todas luces discriminatoria, y a estos animales que ya sufren lo suyo, les dejan sin protección, según han denunciado.

Galgos

Los galgos al no tener mucha grasa en su cuerpo y no tener pelo, sufren cuando las temperaturas son muy bajas. Imagen de Susi Anderl en Pixabay.

Sector cinegético

Por otra parte, las organizaciones del sector cinegético puntualizan que todos los perros que se contabilizan como abandonados no son galgos, son una pequeña parte de ellos, y todos los que tienen galgos no realizan maltrato animal.

Además, esgrimen que si a los galgos que se emplean para caza fueran denominados animales de compañía, sería imposible realizar la actividad a la que se destinan, debido a que se consideraría maltrato animal, cuando tuviesen algún daño o altercado con otros animales. Para ellos, es una ley urbana, que no tiene en cuenta lo que ocurre en el mundo rural.

Otras organizaciones caninas no están de acuerdo, con ello, ya que tendrían muchas más garantías en su beneficio y bienestar, como el de las horas que en muchas ocasiones sus dueños les dejan solos.

Penas por muerte

Esta nueva ley puesta en marcha, describe que causar la muerte a un animal doméstico, amansado, domesticado o que viva temporal o permanentemente bajo el control humano implicará desde este este martes una pena de prisión de hasta 24 meses, si bien el ingreso en una cárcel no se produciría sin antecedentes penales, y de 2 a 4 años de inhabilitación profesional.

Galgos de carreras

También habría que mencionar, o realizar una investigación más exhaustiva de los galgos destinados a las carreras con apuestas. Una vida de atleta, que en algunas ocasiones, no es tan perfecta, ni tan saludable, porque se ha descubierto que a muchos de estos perros se les dopaba o drogaba con esteroides anabólicos, hidrocortisona, barbitúricos, cocaína, viagra, metilfenidato, arsénico, cobalto y eritropoyetina.