Los kalanchoe son una serie de plantas pertenecientes a la familia Crassulaceae, con alrededor de 125 especies, que suelen crecer en zonas áridas de África.

Existen numerosos estudios que confirman sus propiedades medicinales. Pero quizás, la especie que más se ha estudiado es el Kalanchoe pinnata, aunque hay otras especies que también han sido objeto de estudio, y que veremos en otro momento.

El Kalanchoe pinnata es un arbusto perenne, suculento y erecto que crece alrededor de 1,5 m de altura y se reproduce a través de semillas y también vegetativamente a partir de burbujas de hojas.

Tiene tallos altos y huecos, hojas frescas de color verde oscuro que están distintivamente festoneadas y adornadas con flores colgantes rojas y oscuras en forma de campana. Esta planta se puede propagar fácilmente mediante tallos o corte de hojas.

Kalanchoe

Ejemplar de kalanchoe. Imagen de Irina.

Kalanchoe: imprescindible en la medicina tradicional

Es una planta ornamental introducida en muchos lugares del mundo, pero que ahora crece como maleza alrededor de los cultivos de plantación. K. pinnata se utiliza en etnomedicina para el tratamiento del dolor de oído, quemaduras, abscesos, úlceras, picaduras de insectos, panadizo, diarrea y litiasis.

En la medicina tradicional, las especies de Kalanchoe se han utilizado para tratar dolencias como infecciones, reumatismo e inflamación,  y también por sus efectos inmunosupresores.

En el sureste de Nigeria, esta hierba se utiliza para facilitar la eliminación de la placenta del recién nacido. Las hojas ligeramente tostadas se utilizan externamente para los hongos de la piel. Las infusiones de hojas son un remedio interno para la fiebre.

K. pinnata también se utiliza para expulsar gusanos, curar bronquitis aguda y crónica, neumonía y otras formas de infecciones del tracto respiratorio como el asma.

La planta se considera un sedante, cicatrizante, diurético y antitusivo. La planta también se emplea para el tratamiento de cálculos renales, úlcera gástrica y edema de piernas. Además, se usa ampliamente en el sistema de medicina ayurvédica como astringente, analgésico, carminativo, resultando útil para las náuseas y los vómitos. Se emplea de forma general en la tradición africana.

En la medicina natural es un eficaz remedio contra otitis, dolor de cabeza, inflamaciones, convulsiones y debilidad general. Su uso en la medicina tradicional, es conocido por emplear las hojas de la planta por su acción como antifúngico, potente antihistamínico y antialérgico.

Se encontró que esta planta mostró diversas actividades farmacológicas como antihelmíntica, inmunosupresora, cicatrizante, hepatoprotectora, antinociceptiva, antiinflamatoria y antidiabética, nefroprotectora, antioxidante, antimicrobiana, analgésica, anticonvulsivante, neurofarmacológica y antipirética.

Se encontró actividad antihelmíntica debido a la presencia de taninos del extracto de K. pinnata y los glucósidos esteroides como la bufadienolida mostraron actividad cicatrizante. También se encontró que los diferentes flavonoides, polifenoles, triterpenoides y otros constituyentes químicos de la planta eran responsables de las propiedades antinociceptivas, antiinflamatorias y antidiabéticas.

La quercetina tuvo un marcado efecto protector sobre la nefrotoxicidad inducida por cadmio y poseía una potente eficacia oral contra la leishmaniasis cutánea.

Los dos nuevos flavonoides novedosos, podrían ser responsables de la actividad antimicrobiana de K. pinnata. Cinco bufadienólidos (1-5) aislados de las hojas de K. pinnata eran posibles agentes quimiopreventivos del cáncer. La quercetina, un flavonoide, es un componente crítico del extracto de K. pinnata contra una reacción alérgica extrema.  

Actividades farmacológicas

Actividad antihelmíntica

Se descubrió que el extracto metanólico de raíz de K. pinnata era más eficaz como antihelmíntico en comparación con otros. El extracto de raíces de K. pinnata no sólo demostró parálisis sino que también provocó la muerte de gusanos, especialmente en concentraciones más altas de 100 mg/ml, en un tiempo más corto en comparación con el fármaco de referencia, el citrato de piperazina. El análisis fitoquímico de los extractos crudos reveló la presencia de taninos que demostraron producir actividad antihelmíntica.

Efecto inmunosupresor

Se descubrió que el extracto acuoso de hojas de K. pinnata causa una inhibición significativa de las respuestas inmunes humorales y mediadas por células. En conjunto, estas observaciones indican que el extracto acuoso de K. pinnata posee una actividad inmunosupresora.

Actividad de curación de heridas

El análisis histológico mostró que el extracto de hoja de K. pinnata exhibía un importante potencial de curación de heridas. La cicatrización de heridas que muestra el extracto puede atribuirse a la presencia de glucósidos esteroides. Se ha demostrado que la planta medicinal tiene una cantidad significativa de bufadienolida, una aglicona esteroide que existe en la planta como glucósido esteroide.

Actividad hepatoprotectora

El jugo de las hojas frescas se utiliza de forma muy eficaz para el tratamiento de la ictericia en la medicina popular de la región de Bundelkhand en la India. Se encontró que el material de prueba era eficaz como hepatoprotector, como lo demuestran estudios in vitro, in vivo e histopatológicos. Se descubrió que el jugo era más eficaz que el extracto etanólico. Actividad antinociceptiva, antiinflamatoria y antidiabética.

Actividad nefroprotectora y antioxidante

Se evaluó el extracto acuoso de K. pinnata por sus efectos protectores sobre la nefrotoxicidad inducida por gentamicina en ratas. Se observó que el extracto acuoso de sus hojas protege significativamente los riñones de los cambios histopatológicos inducidos por la gentamicina. S

Actividad antimicrobiana

Se descubrió que el extracto metanólico de raíces de K. pinnata era más eficaz como antibacteriano en comparación con otros, mientras que ninguno de los extractos mostró actividad contra C. albicans.

En un estudio se encontró que el extracto de hoja metanólico al 60% inhibe el crecimiento de cinco de ocho bacterias utilizadas en una concentración de 25 mg/ml. Se encontró que Bacillus subtilis, E. coli, Proteus vulgaris, Shigella Dysenteriae, S. aureus estaban inhibidos, mientras que Klebsiella pneumoniae, P. aeruginosa y C. albicans resistían la acción del extracto. La investigación química de los componentes bioactivos de la hoja de K. pinnata dio como resultado el aislamiento de dos nuevos flavonoides novedosos. La observación antimicrobiana de los compuestos antes mencionados podría ser responsable de la actividad de K. pinnata y su uso en medicina herbaria en Nigeria.

Efectos analgésicos y anticonvulsivos

Estos resultados sugieren actividades analgésicas periféricas y centrales, así como un efecto anticonvulsivo de las hojas de K. pinnata.

Actividad diurética y antiurolitiática

Se ha estudiado la actividad diurética y antiurolitiatica de K. pinnata. Administrando extracto hidroalcohólico de hojas de K. pinnata, se encontró que el extracto tenía una importante actividad diurética y antiurolitiática, y la administración intraperitonial del extracto produjo un efecto diurético más potente.

Actividad antitumoral

Se examinaron cinco bufadienólidos (1-5) aislados de las hojas de K. pinnata para determinar sus efectos inhibidores. Estos resultados sugieren fuertemente que las bufadienolidas son posibles agentes quimiopreventivos del cáncer.

Actividad antialérgica

Se informó sobre el efecto protector de K pinnata en el shock anafiláctico fatal, así como una inmunopatología impulsada por Th2 y la identificación de su componente activo.  

El tratamiento oral con el flavonoide quercetina aislado de la planta evitó la anafilaxia mortal en el 75% de los animales. Estos hallazgos indican que el tratamiento oral con K. pinnata modula eficazmente las respuestas inmunes inductoras proanafilácticas. La protección lograda con quercetina, aunque no máxima, sugiere que este flavonoide es un componente crítico del extracto de K. pinnata contra esta reacción alérgica extrema.

Actividad neurofarmacológica

Se estudiaron los efectos de los extractos acuosos de hojas de K. pinnata sobre algunas actividades neurofarmacológicas. Se descubrió que el extracto producía una profunda disminución en la actividad exploratoria de manera dependiente de la dosis. También mostró un marcado efecto sedante, como lo demuestra una reducción significativa en el comportamiento bruto y la potenciación del tiempo de sueño inducido por el pentobarbital.