Las diferencias entre un jabón ecológico y un jabón producido industrialmente son inmensas, tanto para la salud de las personas como en lo relativo al cuidado del medio ambiente. Por ello, cada vez son más las compañías que optan por elaborar sus productos de formas que no sean dañinas para el entorno. Así, un ejemplo de empresa comprometida con la producción de productos naturales y el movimiento Zero Waste es el fabricante de jabones artesanales Zorro D’Avi.

Jabones artesanales ecológicos para cuidar tu salud y el medio ambiente

El movimiento Zero Waste

El movimiento Zero Waste, traducido al castellano como residuo cero, es un movimiento ecologista que trasciende los límites del mero reciclaje. En este sentido, su objetivo principal se basa en la eliminación completa de todos los residuos que se generan durante el día a día.

De media, las personas generamos 1,2 kilogramos de basura diariamente, lo que supone una cifra desmedida si la multiplicamos por la población mundial y por los 365 días que conforman un año. Por ello, el movimiento Zero Waste busca romper con la inercia de usar y tirar las cosas, puesto que esta conlleva graves riesgos tanto para el planeta como para nuestra propia supervivencia.

Además, el movimiento Zero Waste también se caracteriza por poner el foco en los modos de producir y consumir de las sociedades contemporáneas. Por esta razón, la fabricación y utilización de jabones ecológicos se alinea con los principios de este movimiento.

Las ventajas de utilizar jabones ecológicos

Una de las primeras ventajas que implica la utilización de jabón natural es que puedes elegir su aroma de una forma mucho más precisa que en el caso de los jabones producidos industrialmente. Además, a diferencia de los jabones industriales, estos no presentan olores artificiales o químicos.

Además, las vitaminas de los jabones ecológicos ayudan a mitigar y curar toda una serie de dolencias cutáneas como la psoriasis, el acné o la dermatitis, entre otras. De la misma forma, estos jabones también tienen propiedades hidratantes que ayudan a combatir las molestias asociadas a la piel seca.

Asimismo, como los jabones naturales tienen aceites y otros productos naturales, no secan la piel ni producen alergias como a veces sucede con los jabones industriales. Igualmente, los jabones ecológicos están libres de sustancias químicas como colorantes o conservadores, por lo que utilizarlos es una buena forma de cuidar nuestra piel.

Finalmente, otro de los principales beneficios que presentan los jabones naturales es que cuidan el medio ambiente. De este modo, al utilizar jabones ecológicos no solo estaremos cuidando de nosotros mismos, sino que también estaremos poniendo nuestro granito de arena a la lucha climática

Cómo elegir el mejor jabón natural para tu piel

En el caso de que tengas una piel sensible, lo mejor será que optes por un jabón con el ph neutro, es decir, con un ph que sea igual al de tu propia piel. Además, los jabones con ph neutro también están aconsejados para el baño de los bebés y los niños pequeños, así como para el lavado de las zonas íntimas del cuerpo.

Por su lado, si se tiene una piel grasa, los mejores jabones ecológicos serán los de caléndula, árbol de té y aloe vera. Todos ellos, ayudarán a controlar la grasa de la cara pero sin resecar demasiado la piel.

Igualmente, los jabones naturales más recomendados para las pieles con tendencia a irritarse son los de avena o aquello realizados con base de agua termal. Estos jabones se caracterizan por ser muy suaves y contribuir a aliviar las irritaciones de la piel. Además, nunca escaman la dermis y su utilización está especialmente recomendada para cerrar los poros y calmar la piel.

Finalmente, si se tiene una piel con tendencia a la sequedad, lo más conveniente será escoger jabones con manteca de karité o con aceite de almendras u olivas. Estos jabones presentan una alta capacidad para retener el agua en la piel y además cuentan con propiedades cicatrizantes, que previenen el envejecimiento y eliminan las arrugas. Actualmente, como bien recoge la revista Telva, son muchas las personas que han empezado a utilizar pastillas de jabón en lugar de geles, por las múltiples ventajas que estas presentan.

Cómo escoger el mejor jabón ecológico para tu cabello

En el caso de tener el cabello graso, lo mejor será optar por jabones naturales que contengan ingredientes con propiedades capaces de equilibrar la producción de sebo y restaurar el cuero cabelludo. En este sentido, una buena opción puede ser el jabón de oleato de ortiga.

Asimismo, si el cabello es seco y, por lo tanto, necesita un extra de hidratación, deberemos optar por jabones con aceites que se consideran suavizantes como el argán o la miel, entre otros. Por ello, una buena alternativa pueden ser los jabones naturales de aloe vera y miel.

Por último, si se tiene un cuero cabelludo sensible se deberá buscar un jabón ecológico, cuya composición no acentúe la sensación de picor e irritación. De esta forma, el jabón de manzanilla puede ser de gran ayuda a la hora de aliviar las molestias asociadas a un cuero cabelludo sensible.