Hemos tenido el gusto de poder entrevistar a Beatriz Mesas, emprendedora y catadora profesional de café, que ha creado junto a sus socios-emprendedores, Francesc Font y Joaquim Mach, la marca de cafés Incapto Coffee. Un modelo de negocio que integra toda la cadena de valor, en el que prima la responsabilidad social corporativa, con el lema “Bueno para ti, bueno para el planeta y bueno para tu cartera”.

Nos ha desvelado y aclarado muchas cuestiones, que se nos plantean a todos cuando consumimos café, sobre todo con la nueva moda de las cápsulas monodosis, que lejos de ser sostenible, supone un residuo más que hay tratar. ¡No se ha dejado nada en el tintero!

Beatriz Mesa de Incapto Coffee

Imagen de Beatriz Mesa, emprendedora y catadora profesional de café.

Entrevista a Beatriz Mesas de Incapto Coffee

  • ¿Cómo surgió la empresa Incapto Coffee?

Incapto Coffee nació en marzo de este 2020 en Barcelona, justo antes de que estallara la crisis del coronavirus. De hecho, en un año tan lleno de negatividad e incertezas como el que estamos viviendo, nos gusta considerarnos como un ‘brote verde’. Nos unimos tres emprendedores: Francesc Font y Joaquim Mach, que tienen mucha experiencia en el mundo del emprendimiento y las startups y aportan la visión de negocio, y yo misma que soy Q-Grader (catadora profesional de café) y segunda generación de una empresa tostadora de cafés ubicada en Alcover, Tarragona.

Nos dimos cuenta que el sistema de cápsulas que monopoliza por completo el consumo de café ha llevado a este sector a una situación de absoluta insostenibilidad, generando una inmensa cantidad de residuos que no se pueden desechar correctamente.

Para que nos hagamos una idea, en España se consumen unas 20 millones de cápsulas al día y solamente un 4% de ellas se desechan de forma correcta. Esto nos deja con 19.200.000 cápsulas desechadas incorrectamente. ¡Cada día!

Además, las cápsulas biodegradables que pretenden solucionar este problema también dejan mucho que desear. Necesitan energía para crear el material y para descomponerlo y además tienen un fuerte impacto en la calidad y el sabor del café.

Por otra parte, el sistema de cápsulas también ha transformado el cómo consumimos café. Hemos llegado a una situación en la que hemos automatizado el consumo de café y no conocemos realmente las propiedades y posibilidades de esta bebida. Desde Incapto Coffee reivindicamos la vuelta a los orígenes, de disfrutar de verdad con el buen café de origen.

Así pues, los tres socios, de la mano del Company Builder DNG y de varios business angels, levantamos una inversión inicial de 500.000 euros y arrancamos Incapto Coffee para terminar con las cápsulas, recuperar el auténtico sabor del café recién molido, y reducir el coste unitario del café, al tiempo que ofrecemos un sistema integral práctico y sencillo.

  • ¿Cuál es vuestra filosofía?

La filosofía con la que nos regimos en Incapto Coffee se basa en tres pilares: “Bueno para ti, bueno para el planeta y bueno para tu cartera”. La industria y la pugna brutal por reducir costes e incrementar la capacidad de producción han tenido un gran impacto en la calidad del café que consumimos. En Incapto tostamos el café cada lunes en nuestras instalaciones de Alcover con granos de café importados directamente de origen, con lo obtenemos un café de gran sabor y saludable.

Por otro lado, es obvio que las grandes empresas del sector no quieren dejar de lucrarse con este negocio, aunque sea un negocio tan perjudicial a tantos niveles. Nuestra filosofía también se construye a partir de esto, pues nacemos para poder orientar el mercado del café hacia un consumo sostenible y ecológico.

El último pilar es el económico. Las grandes empresas han conseguido que el consumidor no se cuestione qué le cuesta un consumo unitario de café. En Incapto sí que nos lo cuestionamos, pues un quilo de café en cápsula puede costar entre dos y tres veces más que un quilo de café en grano, así que por un precio por café dos o tres veces más económico, puedes tener un café que nada tiene que ver con el encapsulado.

Esto lo conseguimos gracias a nuestra  política de acuerdos directos con las fincas con las que trabajamos en más de 12 países. Comercio justo y en origen, sin intermediarios y mucho más económico.

  • ¿Qué es lo que distingue y marca la diferencia con otras empresas?

Creemos que las diferencias son muchas y muy relevantes. Nuestro café es café de origen, de comercio responsable, de máxima calidad y sabor, saludable, económico y sostenible. Asimismo, nuestra solución integral de suscripción de café en grano y cafetera superautomática para particulares y empresas es única en el sector.

Una diferencia clave es la trazabilidad y el profundo respeto que tenemos por el café. Cuando hablamos del vino, por ejemplo, hay infinidad de factores que marcan su calidad; variedad botánica, región, altura de cultivo, tiempo de crianza… Todos sabemos que si nos dicen que un vino es “de España” nos falta muchísima información.

En el café pasa lo mismo, decir “café natural” o “café de Brasil” no nos aporta casi nada de información. Es por eso que toda nuestra gama tiene la máxima trazabilidad posible. Ofrecemos 13 variedades de categoría café de especialidad sin defectos y con más de 80 puntos en el estándar de calidad SCA. Cada año yo misma viajo a un país de origen y visito alguna de las fincas que trabajan con nosotros para asegurarnos de que su cultivo es responsable y de calidad.

Además, tostamos sólo la cantidad necesaria para la venta de una semana, así el café siempre se envía fresco, con pocos días de tueste y, la verdad, es que no hay comparación en cuanto a sabor y calidad.

Por otro lado, en nuestro canal de Youtube compartimos conocimiento, recetas, el manual de la cafetera, todos los secretos del tueste y mucha información interesante para cafeteros. Nuestro contacto directo con el cliente y la personalización en el trato y el producto también nos diferencia de las grandes corporaciones del sector.

  • ¿De dónde procede el café y cuáles son los criterios de selección?

Como he mencionado anteriormente, desde Incapto apostamos por la calidad del café y por su máxima trazabilidad. Ahora mismo contamos con 13 variedades de café disponibles, con todas sus particularidades. A través de los viajes anuales a países productores de café, podemos visitar las fincas de las variedades que importamos y asegurarnos personalmente de que su cultivo es responsable.

El año pasado, por ejemplo, estuvimos en Costa Rica y pudimos visitar muchas fincas y ver muchos proyectos cafeteros con los que compartimos valores. Esta misma temporada hemos incorporado un café de una de las fincas que visitamos, La Finca Aquiares.

Hemos escogido su café  por varios motivos, tienen un pueblo entre los cafetales donde viven los recolectores en muy buenas condiciones, hay una escuela para los hijos de los recolectores y no permiten que haya menores trabajando. Esto parece muy básico, pero son condiciones que cuesta encontrar en la mayoría de países productores de café. 

Otro ejemplo es el café de Guatemala “Mujeres de Chuwa”. Esta comunidad se formó en el año 2002, después de que grupos de personas tuvieron que emigrar de sus regiones de origen. La Comunidad está formada por 14 productores diferentes de café y la particularidad principal es que emplea solamente a mujeres de la zona en riesgo de exclusión social. 

Así que, por un lado, los granos de café que escogemos deben ser de la máxima calidad y categoría especialidad, es decir café sin defectos que puedan dar sabores desagradables a la bebida. Deben tener más de 80 puntos SCA, que se le dan en base a 11 atributos como sabor, aroma, cuerpo…  y, sobre todo, tienen que cumplir con nuestros requisitos de responsabilidad social: tolerancia cero con la explotación infantil,  los recolectores deben cobrar un precio más elevado por recoger sólo la fruta madura, respeto por el medio ambiente por parte de las fincas, y las fincas deben tener un plan de aprovechamiento del agua.

Beatriz Mesa de Incapto Coffee

Beatriz Mesa, emprendedora y catadora profesional de café, junto algunos de los cafés en grano seleccionados.

  • ¿Qué hace Incapto Coffee por el cuidado del medio ambiente y la sostenibilidad?

Conseguir un café “bueno para el planeta” es una de las razones de ser de Incapto. En este sentido, desde nuestro nacimiento hemos trabajado para conseguir que el consumo de café deje de ser tan insostenible y perjudicial para el planeta como lo es en este momento.

Evidentemente, todo empieza por el abandono de las famosas cápsulas monodosis. Estudios como éste de la Unión Europea muestran que los residuos provenientes de las cápsulas de café se han convertido en una de las tres preocupaciones más importantes relacionadas con el medio ambiente para los europeos. Las cápsulas contienen aluminio no biodegradable, lo que produce un evidente problema para su destrucción y creación.

Pero, más allá de apostar por el fin de las cápsulas, nuestro compromiso va más lejos. A través de nuestro programa interno de reciclaje, transformamos el desecho del café molido en energía verde. El producto final es fertilizante y biodiesel. Además, como nuestra torrefacción es local en nuestra fábrica de Alcover evitamos transporte innecesario e intermediarios.

Por otro lado, todo el packaging de Incapto Coffee está pensado para ser 100% reciclable y sin aluminio. Trabajamos con VMPET y obtenemos un embalaje con tres capas de un único material a base de plástico,  lo que permite su reciclaje sin problema. Además, es ideal para la conservación del café y lo mantiene en su punto óptimo. Asimismo, sólo utilizamos envases de 500 gramos y 1.000 gramos, ya que las bolsas convencionales de 250 gramos duplican la huella en cuanto a residuos. 

  • ¿Por qué os habéis decantado por este negocio en su máxima expresión: abarcando desde su recolección hasta cómo tomarlo desde nuestra casa o en la oficina con nuestra propia cafetera?

Es cierto que nuestro modelo de negocio es único en el sector ya que integra toda la cadena de valor. Es decir, en Incapto Coffee hemos desarrollado un sistema que integra cafetera y ofrecemos un modelo de suscripción de café en grano para el usuario.

Este modelo nos permite adaptarnos a las necesidades de cada cliente y éste puede personalizar los cafés que recibe cada mes, para ir probando las distintas variedades. Asimismo, este modelo nos permite controlar el 100% del proceso de producción y corroborar que en todo momento se cumplen los máximos estándares de calidad y de respeto con el medio ambiente.

Es un sistema que mantiene la comodidad que ha llevado a tantos consumidores hacia las cápsulas, pero con café de calidad y origen, para disfrutar del mejor sabor y sin perjudicar al planeta. Nos adaptamos tanto a consumidores particulares como oficinas y empresas.

Muchas ya se han pasado a Incapto Coffee, para cumplir con su compromiso de ser empresas responsables con nuestro planeta. Por ejemplo. Heura, marca de proteína vegetal; o Holaluz, compañía de energía verde, son ejemplos de clientes corporativos que se han unido a nosotros. 

La máquina superautomática que hemos desarrollado es de fácil funcionamiento, precio competitivo y diseño muy compacto. Su sistema de calentamiento del agua y la potencia de su bomba italiana de 19 bars permiten moler y preparar un café de alta calidad en menos de 30 segundos. Sabemos que para competir con el sistema de cápsulas, tenemos que ofrecer la misma comodidad y facilidad de uso, y con nuestra cafetera lo conseguimos.

Estamos seguros que un modelo de consumo de café de calidad, económico, e infinitamente más sostenible es posible y permitirá a mucha gente empezar a disfrutar de nuevo del placer de tomar café.