El auto-consumo eléctrico resulta cada vez más primordial. La eficiencia energética de nuestros hogares es la clave para ahorrar en la factura de la luz y colaborar para salvaguardar el planeta de la contaminación.

Energía para el cambio

Nuestra huella de carbono empieza y termina en nuestra casa diariamente, por eso, resulta fundamental empezar a tener en cuenta cómo usamos esa electricidad y qué tipo de cambios pueden ayudarnos a reducir esas emisiones contaminantes.

Desde un mayor aprovechamiento de esa energía generada por el calor de los radiadores, aclimatando la vivienda para que no se generen fugas, hasta la iluminación y el funcionamiento de los aparatos eléctricos para la vida cotidiana.

Todo depende de nuestras acciones. Rediseñando y recalculando nuestro espacio personal, podemos realizar grandes logros que nos benefician a nosotros mismos y al resto de los seres vivos.

Tenemos en nuestros manos la posibilidad de evitar despilfarrar energía y costes innecesarios.

Beneficios del auto-consumo eléctrico con energías renovables

Las energías renovables son nuestras aliadas a la hora de tener un hogar sostenible y disfrutar de todas las comodidades.

Rentable

En la actualidad, las podemos tener a nuestro alcance con una pequeña inversión (cada vez los precios son más reducidos), y que a la larga nos saldrá muy económica. La factura eléctrica puede reducirse entre un 40% y un 60%, lo que viene a suponer alrededor de 700 € al año.

El sol nuestro aliado

La opción más recomendable para instalar en nuestra casa viviendo en España, un país con una alta cantidad de días soleados, es la energía solar mediante paneles o placas solares dispuestos en el tejado de nuestra vivienda.

Adiós a los combustibles fósiles

De esta forma, ayudaremos a no depender de forma continua de los combustibles fósiles. Una energía natural, limpia, ecológica, segura y silenciosa, que no distorsiona el aspecto de nuestra casa, y se instala de forma sencilla, sin realizar una gran reforma.

Salud

Propiciando una atmósfera limpia, estaremos contribuyendo a mejorar la calidad de vida, pero además, podemos obtener beneficios fiscales de ello, por la desgravación que puede suponer.

Libertad

Y las facturas de las tarifas eléctricas, ya no nos quitarán el sueño, con sus constantes cambios. No hay nada como disfrutar de la libertad de elegir y consumir lo que te convenga, según tus intereses y estilo de vida.

Autosuficiencia

Con las energías renovables estamos apostando por el autoabastecimiento energético, controlando en cada momento el gasto, incluso desde el propio móvil, aunque deberemos pensar lo que más nos interesa: si seguir conectado a la red o tener un sistema aislado.

En el caso de que sigas conectado, tienes dos opciones: vertido a la red de distribución mediante una compensación económica al consumidor, sin consumir la energía generada; o vertiéndola, pero con la posibilidad de utilizar el exceso cuando se necesite.

Unas simples placas solares colocadas en el tejado de nuestra vivienda pueden cambiarlo todo: desde nuestra economía hasta nuestra salud.

Cómo ahorrar más con nuestro equipo de energía solar

Usar programadores de consumo y beneficiarnos de las horas con mayor radiación solar

  • Dependiendo de nuestra ubicación geográfica, podemos disfrutar hasta de 3.000 horas de sol anuales. Esa insolación puede ser fundamental a la hora de decantarnos por la energía solar.

Elige calidad

Como en todo, hay diferencia entre los distintos equipos que puedas instalar en casa.

  • La mejor opción es tener en cuenta la calidad-precio, sobre todo teniendo en cuenta que su vida útil dura mucho tiempo, en torno a los 25 años.

Revisa la tarifa contratada

  • Piensa si te conviene elegir una tarifa con discriminación horaria, puede ser una alternativa complementaria.
  • Tampoco puedes olvidar que tus electrodomésticos gastan una gran cantidad de energía, que se traduce en euros cada mes. Elige aquellos que tengan la etiqueta de máxima eficiencia energética A+++, pueden llegar  a consumir un 30% menos.
  • Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y otras organizaciones similares, un 55% del gasto energético total de las viviendas españolas corresponde a los electrodomésticos.

Realiza un mantenimiento periódico de todos los componentes

  • Así se alarga su vida útil, y el sistema realiza un correcto funcionamiento: las placas necesitan de una limpieza, control e inspección varias veces al año, al igual que sus soportes; el regulador y el cargador, también requieren un control anual. El inversor (archiva los datos) necesita una revisión y limpieza mensual, lo mismo sucede con las baterías.

La energía solar es constante, no se agota, entonces ¿por qué no nos proponemos un cambio para ser más autosuficientes?