Si te has propuesto ahorrar energía en casa respetando el medio ambiente y no sabes por donde empezar, no te preocupes, la cuestión principal es que tengas esa concienciación en mente y que no decaigas de tu iniciativa.

Seguramente, ya te habrás parado a pensar en todo lo que involucra a la energía en tu hogar. Casi todas las acciones que realizamos en él, van de forma intrínseca unidas al consumo de energía. Desde que te levantas, y hasta que te acuestas, necesitas electricidad para la mayor parte de tus actividades diarias.

13 formas de ahorrar siendo respetuosos con el medio ambiente

Elige para tu hogar una compañía que te proporcione una energía limpia.

Ahora tienes la oportunidad de cambiar las cosas, teniendo en cuenta las distintas formas de ahorrar que te propongo. De esta manera, lograrás que la factura mes a mes, y al final de año, se reduzca en una proporción considerable. Aunque si lo que realmente te preocupa son las consecuencias para el medio ambiente, no dudes en contratar una compañía de luz lowcost que comercialice energía 100% verde como GanaEnergía

14 formas de ahorrar siendo respetuosos con el medio ambiente

  1. Si vives tanto en un lugar frío, como en uno muy cálido, lo primero que debes hacer es procurar aislar de forma correcta puertas y ventanas, sino la mayor parte de tu presupuesto se va a ir en pagar la calefacción o el aire acondicionado. Con burletes o silicona puedes acabar con el problema, y si tienes más presupuesto cambia las ventanas por unas más eficaces frente a la climatología.
  2. Instala un termostato inteligente para programar y controlar la temperatura. Los meses más fríos deben rondar entre 19 ℃ y 21 ℃, y en los meses más cálidos entre los 25℃ y los 27℃. Si tienes en cuenta estas medidas puedes ahorrar en torno a un 13%. Nunca debería bajar la temperatura de la casa sin calefacción de los 14℃. Revisala, si esto no sucede.
  3. Vigila el consumo de los electrodomésticos, opta siempre por adquirir los que tengan una etiqueta energética A+++. La eficiencia energética te hará ahorrar un 20% en el frigorífico, un 53% en la lavadora, un 29% en la secadora y un 55% en el lavavajillas.
  4. También, tenlo en cuenta cuando cambies tu ordenador. Elige una buena pantalla de ordenador, ya que su consumo es muy alto.
  5. Compra una caldera de bajo consumo. Las mejores opciones son de condensación o de pellets, infórmate de sus ventajas y desventajas, según dónde la instales.
  6. El rendimiento de cada uno de los aparatos es fundamental para su duración. Por eso, la lavadora ponla siempre llena, al igual que el lavavajillas. Si es posible, con una temperatura lo más baja posible, si la colada o la vajilla no está muy sucia.
  7. Respecto al frigorífico y al congelador, gradúa su temperatura en función de la cantidad de alimentos o el tiempo que vaya a estar sin abrirse (por ejemplo, si te vas de vacaciones).
  8. Si utilizas vitrocerámica, procura apagarla antes de que finalice el cocinado, el propio calor residual lo terminará de cocinar, eligiendo los recipientes del tamaño adecuado, y que generen un calor uniforme. Al igual ocurre con el horno, apágalo un poco antes para ahorrar energía.
  9. Enciende las luces solo cuando sea necesario, y apágalas al salir de cada habitación. Intenta realizar el máximo de labores con luz natural, la vista también se resiente del uso excesivo de luz artificial. ¡Ganarás en salud!
  10. Opta por bombillas LED, sustituye las incandescentes o las fluorescentes, porque consumen cerca de un 80% menos.
  11. Procura no dejar los aparatos en stand by, porque según el último estudio realizado por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), pueden llegar a consumir hasta el 6,6 % del la energía que se gasta en nuestro hogar. ¡Y los cargadores que se quedan por descuido enchufados, también despilfarran una importante cantidad!
  12. Escoge la potencia en tu hogar que se adapte a tus necesidades. Si eliges una menor, puede ser que surjan apagones de luz cuando enciendas varios electrodomésticos al mismo tiempo, y pueden dañarlos. Si por el contrario eliges una con demasiada potencia, los costes se elevarán.
  13. Puede que te interese seleccionar la tarifa de discriminación horaria para ahorrar. Tu economía lo agradecerá, si realizas casi todas tus actividades por la tarde/noche. Entérate de cuál es el horario valle y punta para amoldarte.
  14. Si estás cansado de pagar los precios astronómicos del oligopolio que ostentan las grandes compañías, cámbiate de compañía y opta por una startup con precios muy competitivos, que ofrece una energía verde proveniente de energías renovables. En la que no estás sujeto a permanencia, y no tendrás «sorpresas» de cargos de luz adicionales en tu tarifa.