BioCultura Barcelona 2019 lo ha vuelto a conseguir un año más. La Feria de la Alimentación Ecológica y el Consumo Responsable con más experiencia y peso en nuestro país ha logrado un nuevo récord. Ángeles Parra, su directora, lo relata así: “Cerramos con la satisfacción del trabajo bien hecho; nos habíamos propuesto volver a batir la cifra de visitantes del año pasado y lo hemos conseguido. Ya hemos superado, en BioCultura BCN, los 74.000 visitantes. Mucho antes de abrir puertas, todo el espacio expositivo estaba adjudicado. Creo que todo el mundo es consciente de que la Humanidad está ante una encrucijada medioambiental, alimentaria, social, energética, económica… Una crisis transversal está tocando a nuestra puerta. La gente está despertando. Especialmente, muchos jóvenes… De nosotros depende el cambio hacia un mundo en armonía con la Naturaleza y con la sostenibilidad (ecológica, económica, social). Y en BioCultura se manifiesta todo ello. La alimentación ecológica enfría el clima, fija población en las zonas rurales, respeta la diversidad, protege la salud de los agricultores y de los consumidores… Tenemos un producto que no necesita mercadotecnia, porque es lo mejor de lo mejor. Sólo falta que la gran industria no nos ‘contamine’ ni nos invada”.

Vista de la Feria de BioCultura Barcelona 2019.

Diversidad y variedad en la Feria de BioCultura Barcelona 2019 

La mujer vuelve a ser el punto de referencia tanto en el campo, como en la ciudad. Jóvenes emprendedoras han cogido el testigo para un nuevo ecoemprendimiento. Toda la sociedad se ha volcado en la feria, observando una enorme diversidad de población en la visita: desde familias al completo con tres generaciones disfrutando de los productos ecológicos y de las distintas actividades, pasando por asociaciones enteras de personas a las que les une el espíritu de una realidad más consciente y comprometida con el planeta, hasta personas que se adentran por primera vez en el consumo responsable y se han hecho partícipes de la alegría de poder formar parte del cambio.

El showcooking es una de las actividades que más llama la atención de los visitantes.

Lo explica de forma clara la directora de la feria: “El éxito de BioCultura BCN/Catalunya es el éxito de un sector que no deja de crecer respaldado por una ciudadanía consciente y despierta. El sector ecológico en Catalunya no va a dejar de crecer en los próximos años. Falta mucho para que toquemos techo. Nosotros estamos trabajando para formar al público y que puedan elegir lo mejor entre lo mejor. Es decir, productos locales, de circuitos cortos, más vegetales que animales, lo más artesanales posible, en el comercio especializado… Y que el sector orgánico llegue a colegios, hospitales, guarderías, residencias de ancianos… Esto un tsunami ecológico y ya no hay quien lo pare ”. Parra hace hincapié “en el éxito de las jornadas para profesionales, dirigidas a que los protagonistas del sector puedan sobrevivir en un nicho de mercado cada vez más amenazado por la competencia de las grandes marcas y grandes superficies, cuyas reglas de juego no son las mismas que siempre ha tenido nuestro sector. Queremos que el producto ecológico esté en todas partes, pero sin que se pierda la esencia de lo que nos ha traído hasta aquí”.

La clase política se desentiende

Además, denuncia Parra la innegable omisión que los políticos están realizando respecto a la economía ecológica, que ya supone un tanto por ciento elevado en nuestro país, y va dando pasos agigantados en nuestros vecinos europeos, siendo para ellos una cuestión de estado. Ese «mirar hacia otro lado» nos está cerrando puertas, pero el empuje lo está dando la propia sociedad, que es la que va abrirlas de para en par.

Ángeles Parra concluye: «Aquí, desafortunadamente, ni la izquierda ni la derecha ha comprendido que el sector ecológico es esencial para emprender la transición ecológica hacia una sociedad sostenible, justa y de futuro. Pocos políticos se dan cuenta de ello. Nos alegramos de que Ada Colau haya visitado BioCultura y de que haya roto una lanza en este sentido”.