Algo tan sencillo como unos palos de madera puede resultar espectacular si los tratas como un material artístico. La naturaleza nos proporciona un montón de elementos que podemos utilizar en nuestros propios hogares para una decoración fresca y asequible, pero con muy buen gusto. Solamente es necesario pensar en qué los podemos emplear, ya que no es necesario tener ningún conocimiento para que resulten vistosos en cualquier rincón de la casa.

1. Palos de madera con aire indio

Un ejemplo son estos cinco palos de madera que has podido recoger en una playa o en el bosque. Con un poco de imaginación, se ha realizado una decoración tribal que puede ir perfecta para dar un toque especial a una habitación. Si encima los combinas con toques naturales y rústicos, crearás una atmósfera muy apetecible de disfrutar. Jugando con los colores que te apetezca y creando combinaciones divertidas no pasarán desapercibidos.

2. Ancla marinera

Otra opción es una singular ancla realizada toda ella con palos de madera pegados y atados con una cuerda decorativa, rematando el conjunto con un grupo de conchas en la parte superior. La pincelada cromática emplea tonos azules y blancos que recuerdan al mar, y tonos verdes que aluden a las algas. ¡Toda ella es perfecta! Siempre se puede arriesgar con otros objetos o incluso en el tamaño, ¡yo apostaría por un ancla gigante!

3. Soporte para aves

En esta posibilidad, las aves son las protagonistas. Simulando a su estado en libertad, se pueden colocar pájaros u otros animales. ¡Desde aquí parece que les escucho trinar! La percepción de su presencia es absoluta. Si quieres tener un pequeño trocito de vida salvaje, pero sin cortarles las alas, su vida está fuera de nuestras ventanas, hazte con unos palos de madera y llénalos de vida. Necesitarás pegamento para colocarlos y un sistema para colgarlos en la pared, ¡aunque quedan más bonitos y reales colgados del techo con dos cuerdas atadas en los extremos de cada palo de madera!

4. Recuerdos en el aire

¿Qué te parece resaltar tus recuerdos favoritos colgándolos entre dos palos de madera? Puedes emplear cuerda para unirlos, haciendo unos pequeños agujeros en cada uno de ellos, fijando  la sujeción de los mismos con unos fuertes nudos. Las fotografías se aseguran con pequeñas pinzas. Un detalle que haré las delicias de los más jóvenes. ¡Ideal para regalo!

5. Hoja de madera

Los palos de madera también pueden formar hojas, seguramente no se te habrá ocurrido la idea, pero con un poco de maña…¡voilà! La cuestión principal es ir ordenándolos por tamaños, y que sean más o menos del mismo grosor para dar ese aspecto de uniformidad y que parezca de forma natural una hoja. Es necesario un palo de madera central que articule la pieza. Un diseño que encaja en cualquier ambiente.

6. Bola decorativa

¿Nunca has pensado cómo se puede hacer una bola con palos de madera? Pues tan sencillo como utilizar un balón de la playa de los niños, y alrededor ir colocando los palos de madera encolándolos y sobreponiendo unos encima de otros. No hay ninguna regla concreta, pero debes tener en cuenta que se debe de notar que es una bola, no otro objeto, por lo que lo más aconsejable es que pongas más o menos la misma cantidad en los lados, del mismo grosor y del mismo tamaño. Después, solo te queda pinchar la pelota y extraerla con muchísimo cuidado, antes de terminar la obra.

7. Sonajero infantil

Uno de los objetos más sorprendentes y geniales es este sonajero creado a partir de un palo de madera con forma de Y, al que se le ha añadido unas pequeñas conchas sujetadas con una goma en cada extremo superior. Para dar el toque colorista se han enroscado distintos tipos de hilos de colores. Si quieres obsequiar a algún niño con algo único, no dudes en probarlo en casa. El sonido de las conchas les chiflará.