La Gran Barrera de Coral no es lo único que hay en peligro en Australia. Debido a sus particularidades geológicas y climatológicas, posee una gran diversidad con multitud de especies endémicas de características únicas en todo el mundo, como es el caso de los marsupiales.

¿Qué hace a Australia tan especial?

Todo empezó hace unos 40 millones de años, cuando la placa australiana se separó totalmente del resto de los continentes quedando completamente aislada de ellos. Esto hizo que las especies que habitaban en ella evolucionaran de manera diferente a las del resto de continentes. A decir verdad, toda Oceanía (Australia y un montón de islas de su entorno, entre otras Tasmania y Nueva Zelanda) posee especies extrañas, pertenecientes algunas a los marsupiales y monotremas.

El equidna parece un puercoespín o un erizo, hasta ahí todo normal. Lo raro viene a la hora de reproducirse... Imagen: JJ Harrison

El equidna parece un puercoespín o un erizo, hasta ahí todo normal. Lo raro viene a la hora de reproducirse…
Imagen: JJ Harrison

Si no acabas de entender qué tienen estos mamíferos de raro, este cangrejo te lo explica: los marsupiales sólo tienen un corto periodo de desarrollo en el útero de la madre, pero no los paren y los dejan desvalidos en el mundo, sino que los llevan en una especie de bolsa (marsupio) hasta que completan su desarrollo. Los monotremas, por su parte, son ovíparos; sí, has leído bien, son mamíferos que ponen huevos (¿son o no son extraños?).

Pero los marsupiales (que también hay alguna especie en América del Sur) y compañía no son los únicos endemismos de Australia. Esta isla posee gran variedad de aves, reptiles, anfibios e incluso insectos únicos.

Humanos: amenazando marsupiales desde 1788

En efecto, fue en 1788 cuando empezó todo, ya que ese año llegaron los colonos ingleses al continente y con ellos, las amenazas. No en vano, se calcula que desde entonces se han extinguido unas 200 especies en Australia y alrededores: seguro que has oído hablar del lobo marsupial o Thylacinus cynocephalus, extinto en 1936.

Pero ¿cuáles son las causas exactas de la desaparición de las especies, marsupiales entre otros?

  • Introducción de depredadores. Muchos barcos llegaban del viejo mundo cargados de ratas, gatos y perros, e incluso dingos y lobos.
El numbat es uno de esos pequeños marsupiales amenazados por la introducción de predadores como el zorro rojo. Imagen: Martybugs

El numbat es uno de esos pequeños marsupiales amenazados por la introducción de predadores como el zorro rojo.
Imagen: Martybugs

  • Introducción de competidores. Como es el caso de las ovejas, las vacas y en especial de los conejos. De hecho, estos últimos son una plaga en Australia desde entonces.
  • Explotaciones mineras incontroladas.
  • Incendios provocados.
  • Desarrollo urbano sin control.
  • El cambio climático, que está afectando a los ecosistemas.

A pesar de parecer que el mundo se ha concienciado con la protección de esas especies únicas, este julio se publicó un estudio que afirma que el 90% de las especies australianas en peligro carecen de cualquier tipo de protección. Las especies más pequeñas son las más desprotegidas y los marsupiales más emblemáticos, como los koalas, son los que mayor atención reciben (¡los pequeños también existimos!), dejando ver la insuficiencia de las medidas.

Esto me deja pensando: ¿es que acaso se toman medidas sólo cuando están en peligro especies llamativas o que producen ingresos?