Isla autosuficiente

Huyendo del modelo económico y de consumo que impone la sociedad actual basado en la utilización masiva e incontrolada de recursos naturales y energía, Wayne Adams y Catherine King, una pareja de Canadienses han construido una isla flotante autosuficiente en la costa de Tofino, Columbia Británica (Canadá). La isla artificial consta de doce plataformas interconectadas que tiene todo lo necesario para vivir de una manera sencilla, sin generar basura, sin necesidad de comprar nada, logrando un impacto ambiental cero.

Isla autosuficiente

Isla autosuficiente

La isla autosuficiente, como su propio nombre indica, tiene todo lo necesario para vivir, y auto abastecerse de recursos naturales, gracias a un invernadero. Llevar una vida autosuficiente no está reñida con el confort, y los dueños de esta isla han equipado su “jardín flotante” con todo lujo de detalles, a parte de la casa, tiene un faro, y hasta una pista de baile.

Isla autosuficiente

Wayne, es escultor, y Catherine, es una bailarina retirada y escultora, comenzaron a construir esta extraordinaria casa en 1992. Ellos han apodado “La libertad Cove”, y lo llaman un “jardín de alimentos flotante.” Los dos artistas obtienen ingresos mediante la venta de sus obras de arte en las tiendas locales, y se abastecen con las frutas y las verduras cosechadas durante el año de su propio huerto, además de la pesca.

Desde el punto de vista energético, la isla autosuficiente, genera su propia electricidad con el uso de unos paneles solares, y tiene un sistema de recogida de agua de lluvia y de una cascada cercana para beber.

Isla autosuficiente

La pareja vive durante todo el año en la isla, e incluso han tenido dos hijos que viven con ellos. Además se plantearon ampliarla, con una granja con gallinas, pero lo tuvieron que cancelar debido al gran número de depredadores que habitan la región.

Isla autosuficiente

La vida en la isla, no es todo color de rosa, los animales salvajes son un gran problema, como anécdota, la pareja tuvo que lidiar con una rata de 10 kilos que peligraba los cimientos de la vivienda.

Isla autosuficiente