image

El movimiento “Tiny House” o casa pequeña, es todo un acontecimiento social que tiene cada vez mas partidarios por todo el mundo, donde las personas están reduciendo el espacio de su hogar, con el lema “menos es más”.

Este movimiento arquitectónico surgió en 2005 tras el huracán más mortífero de Estados Unidos, el Katrina, que arrasó la costa de del golfo de México desde Florida a Texas, registrándose el mayor número de fallecidos en el estado de Luisiana, en la ciudad de Nueva Orleans. En esta ciudad, arrasada por el mortífero fenómeno meteorológico, se construyeron las Cabañas Catrina de tan sólo 30 metros cuadrados, que si bien se construyeron con el fin de hacer más agradable la vida en la zona devastada por el huracán, han despertado un interés turístico inusitado.

Además tras la  crisis financiera del 2008, que seguimos padeciendo, el movimiento “Tiny House” fue todo un revulsivo de popularidad. ¿La razón? el abaratamiento de las viviendas, menos gastos de mantenimiento y son unas viviendas más amigables con el medio ambiente.

Pese a todo esto, en EEUU son reticentes a cambiar su modo de vida, donde la casa típica tiene alrededor de 240 metros cuadrados, pero cada vez este movimiento está captando más adeptos en todo el mundo incluyendo los americanos, sobre todo entre los más preocupados por el medio ambiente, pero también son más los que no quieren estar “hipotecados de por vida” alejados de la preocupaciones financieras en busca de más tiempo y libertad.

Sobre este tema quería compartir con todos nuestros lectores esta infografía sobre el impacto positivo que tiene sobre la reducción de la huella ecológica y el ahorro de los propietarios de los poseedores de una casa pequeña o “Tiny House”.

Tiny-House-Infographic-720x5918 (1)

Fuente: www.custommade.com