¿Estás pensando en casarte y no encuentras invitaciones? Te propongo que te hagas con unas de papel reciclado realizado con semillas incrustadas de plantas, que posteriormente pueden plantarse y esperar a que germinen. ¡Una idea genial que ya se ha puesto de moda, y que muchas parejas ya la han empezado a utilizar!

Estéticamente son preciosas, con un toque elegante y romántico, que nunca viene mal en estos menesteres. Me gustan las que se combinan con flores secas, les encantarán a todos los invitados. Perfectas para celebraciones en “clave verde”, son ecológicas y reutilizables. Si no la quieres guardar, ¡al jardín va! Originalidad a raudales y concienciando a nuestros invitados a invertir en el medio ambiente. La mejor propuesta con creces, para una boda memorable. Y no te preocupes por el tipo de diseño: admiten todo. Se pueden imprimir con lo que deseéis proclamar a los cuatro vientos, sin ningún tipo de cortapisas.

También, es posible crear pequeños detalles que acompañen en este día tan especial para regalar a los invitados por asistir, o de decoración. ¡Irresistibles!

Algunos ejemplos los puedes encontrar en Wildflowers Favours, aunque existen varias empresas en España que ya lo están comercializando.