eurovegasDesde que el presidente de Las Vegas Sands Corp. (LVS) anunció construir Eurovegas en el municipio madrileño de Alcorcón, se creó una plataforma ciudadana llamada “Detengamos Eurovegas Alcorcón” que lucha porque el proyecto no se lleve a cabo.

Desde esta plataforma, en la que también participa Ecologistas en Acción, se muestra la oposición a la realización de dicho proyecto y las quejas acerca de la falta de información pública y opciones de participación ciudadana en el mismo. Afirman además, que “es una tomadura de pelo presentar el proyecto Eurovegas como una gran inversión, cuando como máximo sólo está asegurado un tercio del capital necesario para desarrollar la primera fase, que sería el ofrecido por LVS que, y para conseguirlo está vendiendo su casino en Pennsylavania”. Por otro lado, denuncian la vaga promesa de la creación de miles de empleos que supondría Eurovegas, pues “igual que el Parque Warner u otros megaproyectos, nunca solucionarán el problema del desempleo porque lo que buscan es la máxima rentabilidad privada y no la creación de puestos de trabajo”. De hecho, LVS, entre todos sus casinos y hoteles en el mundo no alcanza los 40.000 empleados y además tampoco existe ningún informe público sobre la viabilidad económica y la generación de empleo de este proyecto.

Lo más lamentable de todo esto, es que se han producido cambios legislativos por parte del gobierno español como la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2013, y del gobierno madrileño como Ley de Medidas Fiscales y Administrativas, que demuestra que Eurovegas no es más que una intervención del estado a favor de un multimillonario que “obliga” a cambiar leyes para asegurar su inversión, dejando de ser una libre inversión privada.

Detengamos Eurovegas Alcorcón” no deja de luchar por la cancelación del proyecto, y asegura que incrementarán sus actividades de concienciación y movilización con el fin de mostrar el proyecto de Eurovegas tal y como es. La siguiente cita es el próximo sábado 9 de febrero en Alcorcón, apoyando la charanga de carnaval crítica junto a La Encrucijada – Asamblea Popular de Jóvenes de Alcorcón y por la Asociación Cívica de los Derechos Humanos, animan a los vecinos a disfrazarse de mafiosos, especuladores, políticos, servicios públicos recortados, etc.

Fuente: Ecologistas En Acción