El 26 de enero se conmemora el Día Mundial de la Educación Ambiental. Y nada mejor que celebrarlo, incluyendo un cuento para los más pequeños de la casa: “¡Qué hermosas golondrinas!”. Esta lectura les ayudará a comprender mejor cómo está ensuciándose su planeta y cómo podemos ayudarles para que esto no ocurra si todos lo protegemos.

En este caso las protagonistas son unas golondrinas y un niño Tom, que observa que ya no vienen estas aves por su ciudad. ¿Qué pasará? ¿Cuál será el problema que hace que no vengan?. Lo descubrirá de la mano de un amigo que llega en globo aerostático. Les encantará, y después de leerlo tendrán una mayor conciencia ambiental, que la pondrán en práctica. ¡Ayúdales a salvaguardar nuestro mundo!