zoe-essai-grand-froid-5Renault realizó pruebas de su batería eléctrica de coche eléctrico ZOE con temperaturas de 25 grados bajo cero en  en la región de Laponia de Finlandia obteniendo una perdida de rendimiento casi imperceptible.

Al ser un vehículo de combustión interna. ZOE no utiliza petróleo o gas, un vehículo eléctrico no reacciona de la misma manera al frío como que uno de combustión interna. Por lo tanto el motor no es un problema. Sin embargo, otros componentes ZOE requieren especial atención durante las pruebas.

zoe-essai-grand-froid-6Los ingenieros de Renault fueron «gratamente sorprendidos» por el rendimiento del coche, sobre todo por la bomba de calor de acción rápida, por el buen funcionamiento de la batería en el poder en condiciones de frío y su capacidad para arrancar el motor a temperaturas muy bajas, y por su buen comportamiento en carretera, sobre todo control sobre superficies heladas.

Una buena noticia para todos los amantes de los vehículos eléctricos; y de este modo callar las bocas de muchos que argumentaban que uno de los inconvenientes de los vehículos eléctricos, era el rendimiento en temperaturas muy calientes o muy frías. Si bien es cierto que la mayoría de los vehículos sufren alguna pérdida de rendimiento cuando el mercurio cae, en este caso es prácticamente imperceptible.

 

Fuente: blog.renault.com