copenhagen-greencapital

La ciudad danesa de Copenhague ha sido designada Capital Verde Europea para el 2014. El premio fue presentado por el Comisario de Medio Ambiente, Janez Potocnik, en una ceremonia en Vitoria-Gasteiz (España), la ciudad que ejerce como Capital Verde Europea durante este año, en la noche del viernes.

Copenhague – con una extensión de 74,4 kilómetros cuadrados, es la capital de Dinamarca y su ciudad más poblada con 541,989 habitantes – ha sido elegida Capital Verde Europea por sus logros, especialmente en términos de eco-innovación, movilidad sostenible y diseño urbano, todo un modelo a seguir hacía una economía verde, tanto en Europa como en el resto del mundo.

Capital Verde Europea 2014

El Comisario Potocnik declaró: “Felicito a Copenhague en el ejemplo que están dando. Tenemos mucho que aprender de los esfuerzos de la ciudad para mejorar el medio ambiente y la calidad de vida de los ciudadanos, mientras que la creación de nuevas oportunidades de negocio, y espero con interés su año como Capital Verde Europea. Ellos tendrán numerosas ocasiones de mostrar su experiencia y su enfoque creativo para la planificación urbana y al desarrollo de una economía verde. ”

El premio Capital Verde Europea es un premio anual que alienta a las ciudades para mejorar la calidad de vida urbana, teniendo sistemáticamente en cuenta el medio ambiente en la planificación y gestión urbana.

Copenhague ha puesto a los organismos públicos y privados de la ciudad en el centro de su enfoque de la eco-innovación y del empleo sostenible. La ciudad trabaja con empresas, universidades y organizaciones en los foros dedicados a desarrollar e implementar el crecimiento verde. Destaca entre sus proyectos el “Puerto Norte”, donde se incluirá un “laboratorio Verde” que centralizará tecnologías ecológicas para poder ser transferida a otros pueblos y ciudades.

El jurado ha destacado de Copenhague su modelo de planificación y diseño urbano, en especial su proyecto de “movilidad sostenible”, con el objetivo de convertirse en la ciudad del mundo más práctico para el transporte en bicicleta. Su objetivo es llegar que el 50% de la población use la bicicleta para dirigirse a su lugar de trabajo o a los centros de enseñanza para el año 2015 (actualmente se alcanza un 35%), ayudando a la ciudad llegar a un objetivo ambicioso de ser una ciudad neutra de CO?para el 2025.

En el camino se han quedado el resto de ciudades aspirantes para la capitalidad verde europea 2014 como: Zaragoza (España), Amberes (Bélgica), Brasov (Rumania), Bristol (Reino Unido), Bruselas (Bélgica), Bursa (Turquía) , Frankfurt (Alemania), Gante (Bélgica), Liubliana (Eslovenia), Newcastle (Reino Unido), París (Francia), Rotterdam (Holanda), Stoke-On-Trent (Reino Unido), Tampere (Finlandia), Tesalónica (Macedonia), Turín (Italia), Trabzon (Turquía) y Viena (Austria). De las cuales Bristol y Frankfurt fueron las dos finalistas que han llegado a la fase final para la concesión de este galardón.

Bristol impresionó al jurado con una visión ambiciosa de la sostenibilidad implicando una variedad de redes urbanas, incluidas ONGs, empresas locales, centros de enseñanza y voluntarios, en su compromiso para reducir el cambio climático y su política de aire limpio y reducción del ruido.

Frankfurt fue finalista gracias a la mejorara en la eficiencia energética de los edificios de nueva construcción, su gestión de excelente de los residuos urbanos y por sus numerosas zonas verdes, aunque el jurado expresó su preocupación sobre el impacto ambiental de una reciente ampliación del aeropuerto en la zona sur del Cinturón Verde de la ciudad.

European Green Capital (Capital Verde Europea)

El premio Capital Verde Europea fue concebido por el Sr. Jüri Ratas, antiguo alcalde de Tallinn, Estonia en 2006, como una iniciativa para promover y recompensar los esfuerzos para estimular las ciudades que se comprometan a tomar nuevas medidas ambientales, y promover el intercambio de mejores prácticas entre las ciudades europeas.

El premio European Green Capital (Capital Verde Europea) fue creado por la Comisión Europea en el año 2008, para incentivar la implicación de las ciudades europeas con el medio ambiente. Este título busca premiar a las urbes europeas (de más de 200.000 habitantes) que más hayan hecho en esta materia, alentar a las ciudades para que adopten compromisos más ambiciosos y mostrar modelos en los que fijarse. Desde entonces cuatro ciudades verdes han sido galardonadas con este prestigioso premio son: Estocolmo, Hamburgo, Vitoria-Gasteiz y Nantes, del 2010 al 2013, respectivamente.

El premio es otorgado a una ciudad cada año, en base 12 indicadores: contribución local al cambio climático mundial, transporte, áreas verdes urbanas, ruido, producción y gestión de residuos , naturaleza y biodiversidad, el consumo de aire, agua, tratamiento de aguas residuales, innovación ecológica y empleo sostenible, gestión ambiental de la autoridad local y la eficiencia energética.

Además de inspirar a otras ciudades, la creciente relevancia que se traduce en ser una Capital Verde Europea,  sirve para mejorar la reputación de la ciudad ganadora y su atractivo como destino turístico o para trabajar en ella.

Fuente: ec.europa.eu