Cansadas de llevar micro bolsos en los que no entra nada, la moda nos sugiere un revival en el que los protagonistas son los capazos. Sí, esos bolsos que se empleaban en los pueblos para llevar la fruta y verdura del huerto, y que posteriormente fueron encumbrados a las pasarelas dándoles el puesto que se merecían. Por ser de clase humilde no se iban a quedar atrás.

Actualizados para la mujer moderna, no hay temporada estival que se resista a sus encantos, y es que tienen muchos. El mimbre es el material más solicitado para su confección, pero los podemos encontrar de diferentes texturas por su distinta composición. Con asas largas nos servirán para llevarlo colgado del hombro, y con asas más cortas es perfecto para la playa. En los de mayor tamaño podrás meter toallas, revistas,…y todo lo necesario para pasar unas vacaciones cerca del mar o en una localidad rural del interior. ¡Son muy versátiles!

También podrás usarlos en la ciudad, pero ¡cuidado con que lo llevas!, complementan looks desenfadados y algo bohemios. Su estilo ecochic no es apto para ladylikes. Es el complemento perfecto de la nueva era: sustentable, biodegradable, artesano y 100% natural.

 

Me han encantado los de la artesana Marula de la tienda artesanum. Muy prácticos y con originales estampados coloristas. ¡Ideales, no se cuál me gusta más!