Aunque la técnica de Vilas Ganpat Pol es muy buena como vimos en el post anterior, en la Universidad de Pensilvania un grupo de científicos le dio otra alternativa al plástico y en vez de transformarlo ó crear a partir de el otras cosas mejor prefirió usar la técnica de autodestrucción.
Sí, y es que Scott Phillips y Wanji Seo trabajando con el polímero poly han logrado desarrollar éste plástico que se autodestruye al exponerse a agentes ambientales. Esta técnica pretende cumplir con varios objetivos convirtiendo en el más importante crear objetos de plásticos que se degraden con solo ser expuestos a elementos del ambiente.

Y es que según Phillips lo que se pretende con esto es que cualquier objeto contaminante que no acabe en algún basurero y quede expuesto a la naturaleza sea degradado por la misma, por ejemplo, las bolsas, botellas, que casi siempre acaban en otro lugar que no es el bote de basura.