Un grupo ecologista pretende esculpir la cara de Donald Trump en un témpano de hielo ártico, como protesta por la política negacionista sobre el cambio climático del mandatario norteamericano.

¿Cuánto tardará en derretirse la cara de Donal Trump esculpida en un glaciar ártico? Esta es la pregunta que se hace un grupo ambientalista. Su objetivo es esculpir la cara de Donald Trump en hielo para poner fin al debate sobre el cambio climático.

La asociación medioambiental Melting Ice tiene previsto construir el monumento al hielo más grande que se haya realizado nunca denominado Proyecto Trumpmore.

¿Cuánto tardará en derretirse la cara de Donal Trump esculpida en un glaciar ártico?

Inspirado en parte por los delirios de grandeza de Trump de querer tener su rostro tallado en el Monte Rushmore, el Proyecto Trumpmore tiene como objetivo hacer su sueño realidad… pero tal vez no de la manera que le gustaría. Quieren esculpir la cara del presidente en un iceberg con la expectativa de que la obra de arte se derrita.

Según la organización tienen la esperanza de crear un símbolo concreto con lo que ellos llaman su proyecto de arte científico

“El calentamiento global es uno de los temas más importantes actualmente. Todavía hay personas que reflexionan si es un problema real. Queremos construir el monumento para todos nosotros, para que podamos ver cuánto tiempo dura la escultura antes de fundirse. A menudo las personas solo creen algo cuando lo ven con sus propios ojos”, dice Nicolas Prieto, presidente de la asociación Melting Ice, que está detrás del Proyecto Trumpmore.

En su web, han dicho que si llegaban a la fase de construcción, transmitirían el proceso en directo, que se estima demoraría unas cuatro semanas. Para realizar la escultura de hielo, especialistas de Finlandia y Mongolia realizarían la obra de arte.

Todavía quede mucho por hacer: se estima que el Proyecto Trumpmore costará 478,000 dólares, eso sí, trabajando de un modo responsable con la naturaleza para minimizar las emisiones de dióxido de carbono generadas por los desplazamientos y trabajos del proyecto.

Para la financiación han lanzado una campaña de crowdfunding. En ella quieren recaudar dinero y buscar en el Ártico el mejor lugar para realizar la escultura. Puedes encontrar más información en el sitio web del Proyecto Trumpmore.