El próximo 21 de octubre se celebra el Día Mundial del Ahorro de Energía 2016, y ahora que llegan los primeros fríos, es imprescindible tener la casa caliente y confortable para poder disfrutar de la vida hogareña sin inconvenientes, pero pensando siempre en ahorrar energía.

Nuestra vivienda es un lugar en el que realizamos múltiples actividades, y en ella pasamos mucho tiempo a lo largo de la semana, y en especial el fin de semana, de ahí que tengamos que prestar una mayor atención a los pequeños detalles para que ese calor que necesitamos por estas fechas no se nos escape por lugares insospechados.

Día Mundial del Ahorro de Energía 2016

Calentar nuestro hogar de forma racional es imprescindible

10 consejos para mantener caliente el hogar ahorrando

1.  Revisar son los cerramientos de las ventanas o acristalamientos que dispongas en tu casa.

Una de las zonas más conflictivas cuando se aproxima el invierno. Fíjate que bien que no entre aire por ningún hueco, y si es así sella los huecos o pon una cinta para que no lo deje pasar. Seguramente lo puedes comprobar acercando la cara o con una cerilla encendida, aunque debes de tener cuidado, si lo haces con esta última.

2. Incorpora un termostato y un programador para no gastar más energía y dinero del necesario.

Es esencial que dejes programado cuando debe de encenderse la calefacción, y cuando se debe apagar, si no vas a estar un tiempo o unos días. De cualquier forma, no se debe dejar la temperatura demasiado baja, sobre todo si vas estar unas horas fuera, ya que cuesta más trabajo volver a caldear la casa si ha bajado mucho. Es mejor dejarla a una temperatura ambiente de unos 16 o 17 grados centígrados, y luego subirla a unos 20 o 22 grados centígrados.

Hay muchas formas de ahorrar dinero y energía en el hogar

Dependiendo de la latitud en la que te encuentres esto es posible o no. Si hace demasiado frío en el exterior es imposible mantener la casa a 20 grados centígrados, por lo que se tendrá que bajar unos cuantos grados, alrededor de 15 grados centígrados será más sostenible.

3. Si vives en un lugar gélido plantéate poner materiales aislantes de buena calidad ecológicos, naturales y biodegradables:

Como el corcho, la lana de oveja, la celulosa, el lino o minerales como la arlita, la perlita o la vermiculita. También si necesitas renovar tu hogar eminentemente y estás viendo las diferentes posibilidades que existen en el mercado.

Día Mundial del Ahorro de Energía 2016

Deberás escudriñar cada estancia para saber los lugares por donde entra el frío y el viento

4. También es posible forrar las paredes por dentro para no perder el calor.

Un buen aislante es el papel, así que si eres un apasionado lector, coloca alrededor de las zonas donde más climatología adversa hay estanterías desde el suelo hasta el techo. Una forma útil y efectiva de que el viento y el frío no penetre en el invierno.

5. Lo mismo ocurre con las zonas de las ventanas, coloca persianas y cortinas gruesas que puedas cerrar  durante la noche.

Suele ser cuando baja más la temperatura externa. Los días soleados no se te olvide abrirlas para que los rayos solares den un plus de calor.

6. El suelo por donde pisas es también una zona a inspeccionar.

Respecto al suelo, son ideales los suelos radiantes, pero si no tienes uno, adquiere alfombras para cubrirlo sobre todo si no es de madera. Elígelas gruesas y de materiales naturales como la lana o el algodón.

Día Mundial del Ahorro de Energía 2016

El salón es el centro de tu hogar, disfrútalo manteniendo una temperatura confortable con un programador

7. Hay trucos que realmente resultan muy prácticos:

Como apagar los radiadores donde nunca se está, o colocar papel de aluminio detrás de aquellos que están encendidos para que reflecte el calor.

8. Las puertas son otro de los sitios por donde entra el frío y el aire.

Coloca un burlete en la parte inferior, y fíjate que esté bien cortada. Muchas veces no son lo exactas y regulares que tienen que ser, y suele pasar que se cuela el viento por los lados.

9. Vigila las horas en que se ventila la casa, si es posible que sea al mediodía cuando el sol está en su cénit.

De otra manera, la casa perderá grados que suelen ser caros recuperarlos. Solamente es necesario como máximo de 5 a 10 minutos de ventilación por estancia.

10. Elige bien la forma de calentar tu hogar:

Los mejores y más sostenibles son el gas natural, aunque las estufas de pellets (calderas de biomasa) o las placas solares dependiendo del tipo de vivienda, pueden ser otras opciones valorables, aunque el 100% de la calefacción no podrá ser con energía solar.