El pensamiento de las mayoría de las personas es que cuando un cabello tiene caspa y demasiada grasa, la mejor opción es lavarlo muy a menudo con un producto fuerte para limpiarlo bien. Un error mayúsculo ya que lo que consigue es precisamente lo contrario, que genere más grasa, más picores y más escamas. Y lo peor no es solo eso, es que se use un champú que se vende en el supermercado que promete borrar de un plumazo todos esos problemas. La principal cuestión de esta situación reside, en ese producto que tan ingenuamente se compra sin leer los ingredientes.

picor cabello

Se sabe que la mayoría delos cosméticos tradicionales anticaspa contienen un sinfín de productos tóxicos para el organismo: dolores de cabeza, asma, enfermedades autoinmunes, nerviosismo, falta de concentración, son las secuelas de un simple champú de 3 euros, y la mayoría de esas sustancias, cancerígenas.

El alquitrán de hulla es otra de las sustancias “estrella” de muchos champús anticaspa.

A si leído suena horroroso, ¿lavar el pelo con alquitrán?, pero peores son sus consecuencias. Lo mejor que puedes hacer por tu salud es pasarte a la cosmética natural de verdad, y mucho mejor si es certificada como ecológica.

Recomiendo un champú para el cuero cabelludo sensible y con caspa que verdaderamente funciona, se trata de uno de la marca Natura Siberica, una firma rusa que aprovecha las plantas del bosque siberiano, sus hierbas y flores salvajes se recolectan manualmente en el momento justo, para crear unos productos auténticos, con un aroma natural cautivador, unas texturas increíbles y un packaging muy cuidado.

Sin parabenes, sin lauril sulfato de sodio, sin colorantes, sin perfumes sintéticos, sin siliconas, sin aceites minerales, sin conservantes químicos, y por supuesto, sin ningún componente animal; pero con Musgo de Roble que funciona como un poderoso antiséptico natural, y Artemisia Árctica, que nutre, y a la vez lucha contra los hongos que provocan la aparición de caspa.

El resultado es el deseado, un cabello sin picores, sin rojeces, sin descamaciones, suelto y brillante. Con poca cantidad que se aplique es suficiente. Además su formato de 400 ml cunde mucho, sale bastante bien de precio, y ya lo tenemos en España. Su certificado por ECOCERT y por ICEA hace que sea un cosmético seguro. Natura Siberica es todo un descubrimiento del que iré dando sucesivas pistas.