¿Tienes una segunda residencia o una casa de campo y quieres evitar sorpresas desagradable a tu vuelta? Sigue estos sencillos consejos de ahorro de energía que nos ha proporcionado el Groupe Atlantic (Thermor, Ygnis, Atlantic), una compañía internacional líder en soluciones de confort térmico, con trucos muy útiles para saber qué cortar y qué dejar conectado en caso de largos periodos de ausencia.

hogar-sostenible

¿Qué cortar y qué dejar conectado en tu ausencia?

  • Comienza por desconectar dispositivos tales como el despertador, la televisión o la mini-cadena: es inútil consumir electricidad para nada.
  • Acto seguido, cierra la llave de entrada del agua. Esto evitará posibles fugas. Si estás equipado con gas, corta también la entrada.
  • En cambio no cierres la luz. Si tienes un una bomba de calor para agua caliente sanitaria como el modelo Aéromax nunca lo apagues. Utiliza el modo “Vacaciones” y prográmalo en función de tu fecha de regreso.
  • En lo que se refiere a la calefacción, si cuentas con radiadores programables provistos de un detector de presencia, como el nuevo emisor inteligente Maradja los aparatos entrarán en modo de mínimo consumo, en caso de ausencia prolongada. Los radiadores se pondrán de nuevo en marcha en cuanto detecten tu regreso. En este caso todo se hace automáticamente y sin ninguna manipulación por tu parte.

Más trucos para antes de dejar la segunda residencia

  • Si tienes un chalet en la montaña, antes de irte, haz una comprobación: verifica que todo esté bien cerrado (puertas, ventanas, persianas…). En invierno, cerrar las persianas protege del hielo, la humedad y de la intemperie en general.
  • Si tu casa se sitúa en la montaña, atención al hielo. ¡No cierres el paso del agua al irte! El hecho de cortar el agua puede hacer que se congelen las canalizaciones, así que deja la llave de paso abierta; esto permitirá que se evacúe la presión y reducirá los riesgos de que los conductos se hielen y se rompa una tubería.

¿Qué hacer en el momento de la vuelta?

  • Vuelve a poner tu panel eléctrico en marcha interruptor por interruptor. De esta forma podrás verificar etapa por etapa que todo funciona bien y, en caso de avería, comprenderás fácilmente de donde proviene.
  • No olvides volver a abrir la llave de paso general del agua. Y purga el agua presente en las tuberías haciendo correr el agua entre 30 segundos y un minuto.
  • Después, vuelve a poner tus aparatos en marcha uno a uno. Si tienes una caldera de gas o fuel, ten cuidado en el momento de volver a encenderla y controla bien la presión de tu circuito de calefacción (entre 1,2 y 2,5 bares). Si tienes radiadores eléctricos, verifica de antemano que no hayan acumulado demasiado polvo. Un pequeño golpe de trapo te evitará emanaciones y malos olores.
  • Un último truco para encontrar un confort óptimo en tu segunda residencia al llegar: el nuevo sistema de control remoto ARC de Thermor que te permitirá gestionar y supervisar a distancia el confort térmico de tu hogar. Una inversión consecuente y particularmente útil en las casas de montaña en invierno porque te permite poner y gestionar tu bomba de calor de calefacción a distancia y así al llegar la temperatura estará fijada en 20º y el agua estará ya caliente.

Imagen: www.canstockphoto.es